Una conciliación destrabó el bloqueo en Plaza Huincul

13 ene 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

La protesta que los camioneros iniciaron el miércoles y mantuvieron por casi 20 horas en las puertas de la refinería de YPF en Plaza Huincul, fue levantada ayer luego que se dictara la conciliación obligatoria.

De este modo, los vehículos de carga de combustible pudieron ingresar y salir a la planta de despacho.

El titular del sindicato Camioneros, Carlos Roja, confirmó que se había levantado la medida porque se dispuso la conciliación obligatoria, sin embargo, no aportó más detalles al respecto.

Los choferes habían iniciado la medida de fuerza como protesta por los despidos de un grupo de trabajadores que se desempeñaban en la empresa Texey y otros que lo hacían en la firma Umber, que pertenece al grupo Más Energía –junto con Renesa y Petrolera Argentina–.

Como es habitual en este tipo de protesta, los afectados son los vehículos que transportan el combustible y que salen de la planta de despacho que la empresa YPF tiene en la refinería de Plaza Huincul.

Ayer se observaba una extensa fila de camiones en el acceso al complejo industrial y en las inmediaciones. El ingreso y la salida de la planta estaba bloqueado y aseguraron que si la medida se prolongaba en el tiempo, se vería afectado el suministro de las expendedoras de combustible de la zona.

Pero finalmente no fue lo que ocurrió ayer en la comarca petrolera, donde sólo una de las estaciones de servicio de bandera YPF se había quedado sin naftas
–sólo expendían gasoil– la noche del miércoles. En el resto, el expendio fue totalmente normal.

El conflicto deberá esperar una definición en el marco de la conciliación.

Plaza Huincul