Atribuyen a la imprudencia el accidente fatal en Cervantes

La mujer que acompañaba a Sandra Klein, que falleció en el accidente, continúa internada en terapia intensiva con fractura de pelvis y le fue extirpado el bazo.

11 ene 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Las mujeres que protagonizaron un terrible accidente en la Ruta 22 a la altura de Cervantes estaban en viaje de vacaciones. La Policía atribuye la velocidad a la que circulaban –que les valió una amonestación kilómetros antes– y la mala maniobra previa al choque a la imprudencia y el desconocimiento de la región. Como se informó ayer una murió y la otra está grave. Impactaron contra otro automóvil donde hubo otra víctima fatal.

Según la policía, el lunes a la altura de Cervantes un Renault Sandero hizo una fallida maniobra de sobrepaso e impactó de frente contra un Chevrolet Corsa y luego contra un camión.

Sandra Klein que conducía el Sandero sin cinturón de seguridad salió despedida por el parabrisas y terminó al costado de la ruta sin vida. Eugenia Villanueva viajaba de acompañante en el Corsa y murió camino al hospital de Roca.

En el nosocomio sigue internada en terapia intensiva la acompañante de Klein, Mariana Pichelo (60). Ambas venían desde Bahía Blanca.

La directora del establecimiento Delia Duarte informó a “Río Negro” que Pichelo “tiene fractura de pelvis, de costales, se le extrajo el bazo y está con respirador artificial”. Agregó que “sufrió sangrado cerebral en un principio pero se detuvo”.

Desde el cuerpo de seguridad vial explicaron que las dos mujeres no llevaban cinturón de seguridad. El comisario de tránsito Mario Figueroa dijo que Klein se dirigía de vacaciones a la provincia de Neuquén y estima que iba a alta velocidad porque desconocía la ruta en la que transitaba. “Fue una imprudencia más que terminó de la peor manera”, expresó.

Como informó ayer este diario, Klein había sido demorada en Chichinales por exceso de velocidad. “En un control se amonestó a la mujer para que baje la velocidad, pero no lo hizo y media hora después ocurrió el trágico accidente”, expresó Figueroa.

Klein comenzó a rebasar a dos camiones de la empresa Carlos Isla y se encontró de frente con el Corsa que iba a Huergo. Volanteó hacia la banquina pero perdió el control del vehículo y éste volvió al asfalto impactando de frente contra el otro auto. La colisión provocó que el Sandero se dispara dando tumbos y chocara contra el camión que había rebasado segundos antes.

El que manejaba el Corsa es Marcelo Wilberger (48) esposo de Eugenia Villanueva quien falleció. Está fuera de peligro, sufrió fracturas en las costillas y sigue internado en terapia intermedia en la clínica Roca. El matrimonio volvía a su casa en Huergo.

“Fue una imprudencia más que terminó de la peor manera. A Sandra Klein se le había pedido que baje la velocidad”,
explicó el comisario de Tránsito sobre el lamentable accidente.
Roca