El profesor de tango fue condenado

La Cámara Criminal Segunda de Roca lo sentenció a seis años de cárcel por haber cometido estupro contra una de sus alumnas cuando ella tenía 14 años.

19 oct 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

La Cámara Criminal Segunda de Roca dio por acreditado el “estupro agravado por la calidad de educador” que cometió un profesor de tango, director de ballet municipal de Roca, contra una de sus alumnas de 14 años y lo condenó a seis años de cárcel. El hombre, de 35 años, continuará en libertad hasta que la sentencia de los jueces quede firme.

La Cámara, integrada por los jueces Oscar Gatti, María Evelina García Balduini y Gastón Martín dijeron que no tienen motivos “para descreer o dudar o desconfiar de los relatos de la dolorida chica”, del padre ni tampoco de su madre.

Tampoco que los tres hayan planeado “una falsedad en perjuicio de un señor para entonces ajeno a sus vidas, simplemente el docente de su hija en la danza. Razonar de ese modo sería cuanto menos absurdo, a la vez que carente totalmente de sentido común y coherencia, y opuesto a las evidencias con que contamos que indican lo contrario”.

Conversaciones de chat

A principios del 2014 la familia de la adolescente presentó una denuncia después de que su hija les confesara que había mantenido relaciones sexuales con su profesor de tango. Se los dijo luego de que descubrieran varias conversaciones de chat a través de Facebook.

La chica les dijo que el hombre le había advertido que no contara nada a nadie sobre lo sucedido.

A lo largo del juicio, el profesor negó los hechos, pero para el tribunal la denuncia fue real.

Concluyó que el hombre cometió los hechos “valiéndose de la vulnerabilidad de la víctima, su alumna, y sobre quien detentaba y ejercía la responsabilidad de educarla, basado además en la enorme diferencia de edad que tenía sobre ella”. De esta manera lo condenó a seis años de prisión efectiva.

Los jueces evaluaron como agravantes “la gravedad del hecho cometido; el perjuicio tanto moral como material causado a una persona menor de edad (...), a su entorno familiar y de allegados próximos: familiares y amistades, como a la comunidad educativa pública, tal el caso del Municipio de esta ciudad, y por elevación, desde ya, a los maestros/profesores/educadores de todas las áreas en general”.

De todas maneras aclararon que la pena “se efectivizará cuando quede firme esta sentencia, manteniéndose la obligación de presentarse al tribunal”.

Consideraron que a lo largo de todo el proceso el imputado “ha cumplido en forma completa con las presentaciones que oportunamente se le exigieron, lo que permite hablar de que no habría intenciones de fuga”.

Los jueces dijeron que no tenían por qué no creerle a la chica y a sus padres. Explicaron que el hombre se valió de la vulnerabilidad de la víctima.
Roca
Últimas noticias de ésta sección