Roca: la obra se atrasó y no podrán iniciar las clases

Los trabajos de refacciones generales en la Escuela Nº 155 del barrio Mosconi empezaron a fines de enero. La directora estima que estarían listos recién en abril.

16 feb 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Con los mapas enrollados en un pasillo tapados por el polvo, los baños desmantelados, sin mesada en la cocina y con problemas en el techo sin resolver, permanece la escuela 155 de barrio Mosconi de Roca. Desde la Provincia se licitó y adjudicó una obra de “refacciones generales”, pero a pesar de que un gran cartel en el frente anunciaba su puesta en marcha el 29 de diciembre pasado, el movimiento se inició casi un mes después y a paso lento: todavía no llegan los fondos para los materiales ni para el personal.

“Va a quedar preciosa, pero ¿cuándo va a estar lista?”, se preguntó ayer la directora, Miriam Sandoval. Es que mientras el calendario se apresta para el inicio de las clases, en la escuela de Mosconi no hay certezas de cuándo estará todo listo para recibir a los 150 estudiantes que conforman la matrícula entre el nivel inicial y primario.

Los docentes cumplen con su actividad laboral en la biblioteca y la semana que viene recibirán ahí mismo a los padres que se acerquen a confirmar el banco. Lo que no podrán informar es sobre el inicio de las clases. La reforma integral tiene un plazo de obra de 90 días, pero inició recién el 20 de enero, por lo que estiman que hasta mediados o fines de abril no estará apta para la vuelta a las aulas.

“El panorama es bastante triste y más porque los chicos tienen la ilusión de comenzar las clases”, dijo la directora. “El jefe de obra nos dice que no le han pagado para que le pague a sus empleados. Y no tienen el pago de los materiales tampoco. Esos ladrillos los trajo porque le sobraron en otra obra”, señaló.

La refacción del edificio incluye la renovación de las dos puertas de acceso al salón de usos múltiples, cambio de los desagotes al pozo en los baños –hay tres de varones y otros tres para nenas– y la construcción de un sanitario para los chicos con discapacidad motriz que asisten a la institución educativa. Además se reacodicionarán las salas para los talleres (ya que la escuela cuenta con jornada extendida) y se mudará la salita de jardín a una de las aulas más grandes, en donde se instalará una mesada baja y se construirá otro baño nuevo.

Entre las mejoras figura además el reacondicionamiento de la cocina, que ahora está sin puerta.

La directora asegura que quedará “preciosa” aunque no sabe cuándo estará lista. Por ahora los docentes trabajan en la biblioteca.
Roca

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de ésta sección