Rugen los motores de más de 300 motos en Roca

Se lleva a cabo el noveno encuentro que organiza “Unidos por la 22”. Participan viajeros de distintos puntos del país.

13 ene 2018 - 15:47
Comparte esta noticia

La pasión por las motos se vive fuerte en el predio municipal de destrezas criollas de Roca. Es que tras intensos preparativos, llegó el día del noveno encuentro de la agrupación “Unidos por la 22”.

Niños y adultos, familias enteras, parejas y viajeros solitarios se sumaron a las actividades propuestas, que ya son un clásico en la segunda quincena de enero de cada año.

Con un almuerzo este mediodía, se inauguró el inicio de la agenda, que continuará a las 17 con los divertidos juegos de destrezas en moto, show de artistas de la región y elección de la reina. Para el final habrá fuegos artificiales.

“El motivo es encontrarnos a compartir, hace días que vienen llegando moteros de distintos puntos del país, vienen desde Tierra del Fuego, La Pampa, Neuquén, Córdoba y otras localidades. Hay una gran hermandad”, indicó Horacio “Pocho” Jaque, presidente de la agrupación roquense que nació en 1996 y desde entonces se mantiene en actividad.

Carrera de lentos, morder la manzana, resbalar por el jabón, son algunos de los juegos que se disputan los visitantes. Los ganadores recibirán menciones al cierre de la tarde.

“En enero la ciudad queda vacía, nosotros traemos turismo. Se mueve mucha gente alrededor de esta propuesta”, ponderó Jaque.

Uno de los motoqueros que dijo presente en el evento fue un paraguayo, que desde el 2011 abrazó el hobbie de viajar en dos ruedas y en los últimos siete años acumuló 200.000 kilómetros en moto. “Vivo en La Pampa, cuando mis hijos crecieron empezamos con mi mujer con este estilo de vida. En el auto me siento enjaulado. Aunque se disfrute el paisaje no es como en la moto, en que uno es parte del paisaje”, remarcó Desiderio Duarte Pedrosa (63), más conocido como “Paragua”.

“Los moteros de la Patagonia para participar tenemos que recorrer largas distancias para llegar, y con condiciones de clima que no son las mejores, pero somos una gran familia y vale la pena hacerlo para participar”, destacó Carlos González (64), que viajó desde Puerto Madryn para participar del encuentro.

Reivindicarse, el desafío

“Somos padres de familia, abuelos, trabajadores. Hay jueces, médicos, pintores y albañiles, de todo, pero acá se comparte de igual a igual”, enfatizó Jaque e insistió en la necesidad de despegarse de “la mala fama” que relaciona a las motos con hechos delictivos.

“Trabajamos mucho para revertir la imagen negativa que tiene socialmente el motero. Hemos colaborado con causas solidarias, por ejemplo”, agregó.