Fin al conflicto de los trabajadores de la Fadecs que amenazaron con arrojarse al vacío

20 mar 2017 - 09:38
Comparte esta noticia

Se pudo llegar a un arreglo y hoy les estarían depositando lo adeudado.

Dos trabajadores de limpieza que desempeñan tareas en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UNC, en Roca, iniciaron una protesta esta mañana porque aún no cobraron los haberes correspondientes al mes de febrero.

A primera hora de la mañana Anabel y Marcos -dos de los diez integrantes de la Cooperativa Mariano Moreno que brinda el servicio- se subieron al tanque de agua. Amenazaron con arrojarse si “el rectorado de la Universidad no paga lo que corresponde”, explicó Claudia Reyes, otra de las trabajadoras.

Pasadas las 16 y luego de horas de negociación con autoridades que llegaron desde Neuquén se acordó no descontar los días de paro que afectaba a más del 50% del sueldo de los empleados y abonar los sueldos atrasados de febrero en las próximas horas.

Por otro lado los primeros días de abril vencía el plazo para la licitación del servicio y la Cooperativa no podía participar. “Las autoridades de Neuquén, habían dicho que “no estaba en regla y ahí nos quedaremos sin trabajo, desde el 1 de abril”, expresó Claudia Reyes, otra de las empleadas. Sobre esto la UNC decidió convocar un nueva mesa de dialogo este jueves y tener en cuenta una posible contratación directa de los trabajadores.

En el lugar estuvieron presentes efectivos de la policía provincial y de Bomberos, también algunos trabajadores de la facultad y alumnos sorprendidos cuando llegaron al lugar para retomar sus tareas habituales.

La última vez que cobraron fue en febrero

Anabel es madre de 5 hijos y no cobra sus haberes desde el 20 de febrero, relataron sus compañeros. “Está desesperada”, aseguran y por eso se subió al tanque. Ya le cortaron servicios y no tiene plata para pagarle el colectivo a los chicos para que vayan a la escuela.

La Cooperativa de Trabajo Mariano Moreno está formada por siete mujeres y tres hombres -todas sostén de familia- que en enero del año pasado fueron despedidas por la empresa Litoral Cleaning y se agruparon para mantener la fuente de trabajo.

Mensualmente recibe 130.000 pesos por el servicio de limpieza del edificio. Si a eso le descuentan el monotributo y los seguros de los empleados, la merma del 50% por tres días de paro repercutiría en más del 50% del salario de cada uno de los integrantes de la cooperativa, señalan.

Redacción Central