Termoroca invierte para bajar los costos y generar más energía

Los dueños de la central térmica ubicada en las afueras de Roca aspiran a generar 185 MW para hacer un mayor aporte al anillo regional de energía.

Inyectarán 80 millones de dólares a la planta, con una turbina a vapor con la que buscan cerrar el proceso productivo. Construyen un acueducto.

14 jul 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

“El año tiene 8.760 horas. Hoy estamos despachando energía entre 2.000 y 3.000 horas anuales. Cuanto tengamos el ciclo cerrado, estimamos que estaremos despachando entre 6.000 y 7.000 horas”, precisó el gerente de la Central Térmica de Roca, el ingeniero Jorge Michieletto. Es que ese será el salto en la producción que proyecta el Grupo Albanesi para inyectar más energía al anillo regional. Hoy la potencia alcanza los 125 megavatios (MW) y cuando funcione la ampliación rondará los 185 MW.

Si bien se aclaró que la demanda depende del mercado, las expectativas son alentadoras para la firma, que apostó fuerte a cerrar su ciclo de producción. Busca optimizar sus recursos e incrementar su productividad, con una inversión que alcanza los 80 millones de dólares.

El proyecto existe desde 1994, incluso antes de que la firma Argentina adquiera la Central, pero por cuestiones económicas no se había concretado hasta el momento. Es que además de importar de la India una turbina a vapor, se ejecuta desde hace meses una obra civil para su instalación. El desarrollo incluye hasta un acueducto de unos 22 kilómetros de extensión y una amplia construcción en la planta ubicada a la vera de la Ruta Provincial 6, a casi ocho kilómetros al norte de la rotonda del cruce con calle Newbery.

En la obra trabajan más de 140 personas, mayormente de Roca y alrededores, contratadas por las firmas de Buenos Aires, Neuquén y la zona a las que se adjudicaron los trabajos. En marzo del 2018 estaría lista y encendido el moderno equipo. “La Central así como está hoy funciona a un rendimiento del 30%. Sumar esta máquina va a optimizar los recursos y llegaremos a un 50%, porque se utilizará el mismo gas que se quema acá para generar más energía”, apuntó el gerente.

La nueva turbina, que será única con esas características en la provincia, se colocará en el interior de una edificación que está en plena construcción. Desde la ruta se observan sus columnas estructurales, de 12 metros de altura y que enmarcan un interior cubierto de 800 metros cuadrados.

En la actualidad la planta funciona a gas pero se prende según la demanda de Cammesa, empresa que compra energía a las que la producen y las vende a aquellas que la distribuyen. Si la máquina está funcionando a máxima potencia se utilizan 30.000 metros cúbicos de gas por hora. Existe también la opción de abastecer su uso con gasoil. “No es lo más barato porque requiere un camión de gasoil por hora, unos 30.000 litros. Lleva toda una logística pero es una alternativa que existe”, indicó el gerente.

“Tenemos un rendimiento bajo porque nuestro costo de producción es alto por ser abierto, sumado a que sabemos de la escasez de gas”, explicó Michieletto. Cerrar el ciclo de producción significa que los gases que se queman dejarán de escapar y serán fuente para incrementar la producción de energía.

El dato
75%
se incrementará la planta de personal de la Central Térmica. De los 20 puestos actuales pasarán a 35.
Detalles para entender la obra
La obra inicia en el río Negro con una toma de agua que se instalará a la altura de la Ruta Provincial 6.
Desde allí sale un acueducto que recorre la banquina de la Ruta Provincial Nº 6 en la margen oeste. A la altura del cruce con la Ruta Nacional 22 se cambia a la margen este.
A la altura del Canal Principal de Riego se instalará una bomba, para empujar el agua hacia el norte.
El acueducto llega a la termoeléctrica para mover una turbina a vapor de 62 MV.
Hoy la potencia de producción alcanza los 125 megavatios.

Abastecer de agua a la planta fue uno de los planteos iniciales del proyecto. Hasta el momento el consumo interno se cubría con la asistencia de camiones, ya que no había red que llegue hasta el lugar.

Para llegar con el caudal de entre 250 y 300 metros cúbicos por hora necesarios, se delineó un acueducto de 22 kilómetros de extensión. La obra estaría lista en 60 días y consiste en una toma de agua en el río Negro y un caño de 350 milímetros de diámetro que irá en paralelo a la ruta al oeste. A la altura de la Ruta Nacional 22 se cambiará a la margen este y en el cruce con el Canal Principal de Riego se instalará una bomba, para empujar el agua hacia el norte.

Los trabajos del acueducto comenzaron desde la planta hacia el sur y los ejecuta la empresa Karpa SA, de Bahía Blanca. Justamente a pocos metros del obrador el lunes se produjo un incendio en el material acopiado.

Roca

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.