¿Sabías algo del kéfir? Activa los nutrientes en los alimentos

No se vende ni se compra... entonces, ¿cómo se consigue?

Comparte esta noticia

El kéfir de agua, una bebida ancestral que se toma como probiótico o se utiliza como agente fermentador, se realiza a partir de nódulos de bacterias que no se venden sino que se socializan en todo el mundo a través de redes de donantes.

“Los nódulos de kéfir son una combinación de bacterias y levaduras que se fermentan en un líquido dulce -agua con azúcar mascabo-. Eso se puede tomar directamente como probiótico o se utiliza para fermentar distintas cosas como infusiones, jugos, cereales”, explica Alex Von Foerster, docente y técnico en dietética y nutrición.

“La mayor parte del sistema inmunológico se aloja en el intestino, y una buena respuesta de tu sistema inmune la va a dar que tengas esa microbiota en buen estado con una dominación de buenas bacterias frente a los patógenos”, agrega.

Con cada preparación los nódulos, que se alimentan de azúcar, se reproducen. De ahí que no se venden ni se compran: el kéfir históricamente se socializa en redes de donantes que se contactan a través de Internet.

Blanca Steinmann administra desde 2012 la página de Facebook “Kéfir comparte en Argentina”, con 3800 personas de todo el país y explica que “no tiene sentido pagar por algo que hace bien a la salud y está en la naturaleza”.

“Hay algunas dietéticas que los quieren vender caros y la idea en distintas partes del mundo es fomentar entre los que consumimos y que el kéfir vaya pasando de mano en mano”, concluye.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.