Consumir café incorpora antioxidantes a la dieta

Lo aseguran especialistas quienes además confirman que la infusión mejora la concentración. Uno de sus componentes principales es la cafeína que estimula el sistema nervioso central y genera una sensación de bienestar que incrementa la concentración.

26 jul 2011 - 00:00
Comparte esta noticia

El consumo moderado de café mejora la concentración y suma antioxidantes a la dieta que son necesarios para proteger al organismo de distintas enfermedades, revelaron hoy fuentes médicas.

Distintos estudios científicos presentados durante un encuentro sobre “Café, Ciencia y Salud” realizado en la ciudad de Buenos Aires, ubicaron al café en el sexto lugar, entre los 50 alimentos de mayor capacidad antioxidantes después de las frutas, las verduras, aceites naturales, lácteos y distintos cereales.

María Andrea Rochaix, especialista integrante de la Sociedad Argentina de Nutrición (SAD), explicó que “los antioxidantes que están presentes en los alimentos, sirven para disminuir la oxidación de las células del organismo causante de enfermedades”.

Rochaix destacó entre los antioxidantes más importantes “la vitamina C presente en las frutas y hortalizas que ayudan al sistema cardiovascular y a eliminar impurezas, la vitamina E incluida en los aceites naturales y los pocifenólicos que están presente en la soja, el té, el café y el vino”.

La nutricionista puntualizó que “el café natural es rico en potasio y la cafeína, una de las sustancias presentes en esta bebida, también tiene una importante acción de estimulante del sistema nervioso”.

Por eso, señaló que “el consumir moderadamente café -entre una y dos tasas diarias- permite mejorar la concentración, posee un efecto vasoconscriptor e incrementa la capacidad del plasma sanguíneo para neutralizar los radicales libres producidos por la oxidación celular, lo que previene que se dañen varios órganos”.

El café, de acuerdo a los datos difundidos durante el encuentro, está compuesto por alrededor de mil sustancias, de las cuales 800 fueron identificadas, muchas de las cuales están relacionadas con su aroma y sabor, pero son beneficiosas para el organismo.

Uno de sus componentes principales es la cafeína que estimula el sistema nervioso central y genera una sensación de bienestar que incrementa la concentración.

Analía Alvarez, jueza sensorial internacional, añadió además que “el proceso de elaboración del café, desde que se obtiene el grano del fruto de la planta hasta su tostado ayuda a enriquecer su valor alimenticio”.

Por eso, coincidió que “es una de las bebidas naturales más ricas en aportar variedad de ácidos y vitaminas antioxidantes, que ayudan a prevenir enfermedades”.

Durante el encuentro organizado por la Cámara Argentina de Café, se difundieron estudios avalados por organismos sanitarios de Europa y Estados Unidos, en los que se fundamentó que entre otros aspectos, el beber café no genera adicción, ni afecta el sistema óseo y puede ayudar a aliviar las cefaleas.

Télam.-

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.