El Salón de Ginebra, la vidriera europea

Primicias mundiales de la industria automotriz se presentaron en la cita europea desarrollada en Suiza. Uno de los más convocantes: el Pagani Huayra (foto)

19 mar 2017 - 23:39
Comparte esta noticia

El sector automotor celebró en Ginebra una nueva edición del Salón del Automóvil concentrado en los desafíos del futuro, entre incertidumbre política y una vaticinada baja en el mercado europeo.

La oficializada compra por el francés PSA de Opel/Vauxhall, filial estadounidense de General Motors, fue uno de los temas que concentraron la atención de la industria automotriz durante los días que duró la muestra (ver aparte). El grupo PSA anunció previo al inicio del Salón, la compra por 1.800 millones de euros de las marcas alemana Opel y la británica Vauxhall, deficitarias desde hace más de 15 años.

Otros temas que agitaron los pasillos de la 87ª edición del salón finalizado ayer, fueron las consecuencias económicas del voto sobre el “Brexit” y las citas electorales futuras en el Viejo Continente, en particular en Holanda, Francia y Alemania,

“Puede haber importantes sorpresas” luego de la decisión británica de salir de la Unión Europea y de la elección de Donald Trump en Estados Unidos, estimó Flavien Neuvy, director del observatorio Cetelem del automóvil.

Estos acontecimientos políticos podrían pesar en el comportamiento de los consumidores pero también en los constructores de automóviles, importantes beneficiarios del libre comercio.

“Nos encontramos frente a numerosos factores de incertidumbre en el mercado europeo, con muchos cambios políticos que llegan: el Brexit, varias elecciones, que van a tener un efecto negativo en el mercado”, estimó Johan van Zyl, presidente de Toyota Europe, que espera un “leve incremento” del mercado europeo, en el que incluye a Rusia.

Los dirigentes de los grandes grupos “son globalmente optimistas, porque todo se reanudó correctamente” luego de la crisis 2009-2013, observó Remi Cornubert, experto de AT Kearney. El mercado europeo creció 6,8% en 2016 a 14,64 millones de unidades, alcanzando nuevamente su nivel 2008.

Los constructores del Continente aprovecharon esta dinámica, como PSA (Peugeot, Citroen y DS), que registró 2.150 millones de euros de beneficio neto el año pasado, cuando hace tres años estuvo al borde de quebrar.

Volkswagen publicó un beneficio de 5.100 millones en 2016, luego de una pérdida el año anterior por el “dieselgate”. Su principal competidor en término de vehículos matriculados en Europa, el francés Renault, registró beneficios por 3.540 millones de euros.

“Cuando vemos el mercado europeo, su grado de madurez, las bases económicas, globalmente no hay razón para tener malas sorpresas en 2017”, estimó Flavien Neuvy.

Datos de Salón
180
firmas automotrices estuvieron presentes en esta edición del Salón de Ginebra, considerado el más importante de Europa.
900
automóviles fueron puestos a consideración del público europeo en la muestra.
687.000
personas visitaron el Salón en la edición del 2016, un número que esperaban superar este año, con la presentación de varias primicias mundiales.
Últimas noticias de ésta sección