En el DPA no hablan de contaminación sino de “balnearios no aptos”

19 mar 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

Para el Departamento Provincial de Aguas (DPA), la contaminación en el río Negro es mala palabra o en realidad –por definición técnica– para alcanzar esa calificación debieran estar en riesgo otros parámetros como la falta de peces o especies arbustivas. “Esto no es el Riachuelo, y en toda su extensión el agua es apta para consumo humano”, aseguró el superintendente del DPA Fernando Curetti. En su opinión, la presencia de Escherichia coli se remite a los balnearios de la alta cuenca pero desde Roca hasta la desembocadura, todos están aptos para su uso.

p-¿Qué se está haciendo por la salud del río ante las denuncias de contaminación?

r- Los problemas que se presentan en los ríos de nuestra región son el resultado de acciones e inacciones que tienen que ver, principalmente, con falta de financiamiento para la construcción de obras de saneamiento. Durante el año pasado, pudo finalizarse el proyecto de la ampliación de la planta depuradora de Bariloche anexando el proyecto de un colector costanero. En la misma línea este año se iniciarán las obras de ampliación y adecuación de los sistemas de desagües cloacales de Cipolletti, Allen, Catriel, El Bolsón y Roca.

p- ¿En qué lugar de la cuenca se ubican los puntos más críticos?

r- El impacto que sufren los recursos hídricos esta dado por las actividades humanas por lo cual las regiones de mayor población son las más afectadas tanto por las actividades urbanas como las de desarrollo productivos industriales y agrícolas. En esta cuenca la zona de la confluencia de Limay y Neuquén y el Alto Valle del río constituye el área más crítica para la calidad del agua.

p- ¿En qué tiempo se puede llegar al anunciado “volcado cero” en todo el curso de agua?

r- El “volcado cero” es una política propuesta por la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), a la que la provincia adhirió y la estamos implementando. Contempla que el efluente tratado no se descargue al río, un ejemplo de esto es la ejecución de la obra en Choele Choel. La posibilidad de reutilizar los efluentes de las plantas depuradoras para regar, es analizada puntualmente para cada lugar. Esta es una opción que el DPA viene evaluando en sus proyectos, y además de Valle Medio.