Enriquecimiento de uranio no superará el 3%

La presidenta de la CNEA advirtió que no existen peligros.

En Pilcaniyeu habían rechazado la puesta en marcha de la planta.

07 jun 2010 - 00:00
Comparte esta noticia

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El desarrollo de la tecnología de enriquecimiento de uranio prevista por el plan Nuclear Argentino contempla el tratamiento del mineral en bajos niveles, que no superen el 3 por ciento, en cumplimiento de los tratados de no proliferación de armas suscriptos por el país. La reactivación de la tecnología desarrollada en el Complejo Pilcaniyeu para este fin comenzó poco tiempo después de que el país reconvirtiera sus reactores de investigación para trabajar con uranio de bajo enriquecimiento. En setiembre de 2008 la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) completó el proceso de adecuación del RA6, instalado en esta ciudad y varios años antes había realizado el mismo procedimiento en el RA3 de Ezeiza. La presidenta de la CNEA, Norma Boero, explicó a “Río Negro” que “hay varias líneas de trabajo, la Argentina sólo desarrolla usos pacíficos de la energía nuclear y lo que hizo fue reconvertir todos los reactores que estaban trabajando al 90% de enriquecimiento a menos del 20%. Somos un ejemplo en el mundo”. Los tratados de no proliferación nuclear sostienen que todo combustible (uranio) enriquecido por encima del 20 por ciento, incluso los “gastados”, puede ser usado para armas nucleares. La investigadora señaló que el trabajo que se desarrollará en el CTP apunta a enriquecimientos “muy bajos” para abastecer Atucha I, que trabaja con combustible al 1%, y para el desarrollo del proyecto Carem, que requiere hasta un 3%. Los reactores de potencia, afectados a la producción de energía eléctrica, trabajan con uranio natural y agua pesada . “El objetivo argentino es ni siquiera llegar en esta etapa al 20%” aclaró. En relación a la puesta en funcionamiento de la planta de Pilcaniyeu recordó que se trata de un prototipo que todavía no concluyó su desarrollo y que debe contar con el aval del organismo Internacional de Energía Atómica que “también nos obliga a cuidar el medio ambiente”. Advirtió que “cuidar el medio ambiente no es impedir que se hagan tareas para el desarrollo, es obligar a que se tomen todos los recaudos necesarios para que no se contamine”. En tal sentido reflexionó que “contaminamos y ensuciamos más la naturaleza con las bolsitas de nailon y toda la basura que tiramos que con actividades que están totalmente reguladas”

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.