“Es un retroceso el avance sobre los médanos”

Un geoarqueólogo del Conicet cuestionó con amargura el loteo de nueve manzanas en la zona de dunas cuando hoy en día se sabe a nivel mundial que conllevaría la degradación de toda la franja costera.

07 oct 2013 - 00:00
Comparte esta noticia

LAS GRUTAS (ASA).- “Se va a perder valor turístico, porque la contaminación no trae gente”.

Con estas palabras, el investigador del Conicet Cristian Dubois cuestionó no sólo el avance sobre el hallazgo arqueológico efectuado al sur de este balneario.

También se mostró indignado por el proyecto de urbanización denominado “Patagonia Villa Eugenio”, que según dijo generará un “daño irreparable sobre el ambiente costero”.

Fueron las máquinas de Aspa SRL, la firma contratada por el fideicomiso Bahía Mansa que dará inicio a esa urbanización, las que prácticamente destruyeron días atrás los restos de un enterratorio aborigen.

Sin embargo la mirada del experto fue más allá.

Alertó sobre la intervención que están efectuando en el lugar.

“Están rebajando dunas y desviándolas cuando muy cerca hay una explanada donde se podría construir.

Un médano es una reserva de arena para la playa que evita la erosión costera.

Si cortan la mitad de esa faja dunar la otra mitad comienza a erosionarse.

La costa avanza más de lo que debería y se empieza a degradar.

Es una tendencia mundial preservar estas áreas, donde se puede construir desde un punto de vista ambiental, porque se ha visto que sacar las dunas es contraproducente” aseveró.

“Para mí es un retroceso todo este avance sobre el patrimonio arqueológico y sobre los médanos.

Siempre se dice que en décadas atrás ‘lo que pasó, pasó’, porque había menos conciencia de estos aspectos.

Pero que hoy en día siga ocurriendo, y en un área natural protegida como es San Antonio, realmente decepciona.

Considero que están a tiempo de evitarlo.

Todo avance urbano es una decisión política, con intereses económicos contra los cuales es difícil luchar.

Pero son ustedes los que viven acá” enfatizó Dubois.

El experto, que es titular del departamento de arqueología de la Facultad de Ciencias Sociales de Olavarría, viajó el viernes a esta localidad, en la que participó del encuentro que organizó el municipio, con la fiscalía, la dirección de Cultura local, referentes de la comunidad mapuche, la policía y funcionarios del área de planeamiento urbano.

La sorpresa de Dubois surgió al ver los planos de la urbanización, que constará de 98 parcelas divididas en 8 manzanas, porque la manzana 9 figura como espacio verde, y en realidad es un cañadón.

“La faja de dunas que se preserva a 100 metros de la línea de mareas va a empezar a erosionarse, porque la gente que estará del lado donde se comenzará a construir empezará a hacer salidas al mar, senderitos, a andar en cuatriciclos.

Va a comenzar una degradación ambiental como la que vimos más al norte.

Creo que el estudio de impacto que dicen que fue hecho no se hizo bien.

No intervinieron geólogos, biólogos ni tampoco nos han convocado a mi y a mi equipo de trabajo, que teníamos un convenio vigente”, manifestó.