Mariano Lavín, intendente de Fernández Oro.

Fernández Oro, en la transición de pueblo a ciudad

Con actos y desfile celebraron ayer los 86 años de su fundación. Se anunciaron obras y también se reclamó una sucursal bancaria y una estación de servicio.

20 may 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

El discurso oral que circula en Fernández Oro sostiene que antes de su fundación, el 19 de mayo de 1931, solo había un almacén de ramos generales y algunos coloneo que llegaron buscando oportunidades después del arribo del ferrocarril. Ayer se cumplieron 86 años de vida de un pueblo que cada vez puja con más fuerza por ser ciudad.

Narices frías, abrigos y sonrisas no faltaron en el clásico desfile que cada año transita por la calle San Martín, la arteria principal de la ciudad rionegrina. Miles de orenses coparon la plazoleta Néstor Méndez desde muy temprano para celebrar un nuevo aniversario.

El acto estuvo encabezado por el intendente Mariano Lavín y el vicegobernador Pedro Pesatti, acompañados por un gran número de funcionarios municipales, provinciales y nacionales. Durante la mañana y el mediodía se desarrollaron otras actividades.

En su discurso, el intendente resaltó la necesidad que tienen los ciudadanos de acompañar una transición “de pueblo a ciudad”. “Pueden gustar más o menos algunas decisiones de gobierno, pero lo que no debe claudicar nunca es la bandera de nuestra ciudad”, exclamó.

Lavín anunció que ya tiene el apoyo de Nación y de Provincia para que se haga la tan obra para tener agua potable propia. Para eso el gobierno nacional aportará dos tercios del valor; el resto lo absorberá el gobierno provincial. Actualmente se está terminando la preadjudicación de la obra que si respeta los plazos debería estar lista para 2018.

“Esto es producto del trabajo en conjunto entre municipio, provincia y nación”, explicó Lavín quien agregó que “está más cerca” la instalación de la estación de servicio en la localidad, otro de los grandes reclamos de los ciudadanos. El mandatario también envió un mensaje claro a la provincia sobre la importancia de tener una sucursal bancaria: “Creemos que hoy somos la primera ciudad rionegrina en prioridad”, esgrimió.

El gran desafío para el intendente es que Oro pueda crecer de forma planificada. En los últimos años la población duplicó su número de habitantes y se especula que volverá a duplicarlo en la próxima década.

Por su parte Pessatti eligió el concepto de la “grieta” para elaborar su discurso. “No queremos que la grieta entre a Río Negro, porque la grieta destruye a la democracia”, sentenció.

Entre todas las instituciones que desfilaron lo hizo la escuela 40 que se fundó antes que la ciudad es un colegio rural donde asisten más de 200 chicos. También hubo muchos carteles anti fracking frente al palco que se instaló en la esquina de las calles Cipolletti y San Martín.

Los festejos comenzaron a la mañana con un acto en el Anfiteatro Municipal. Luego, se realizó un recorrido por distintas obras de la localidad, como la visita al SUM de las 60 Viviendas y las casas en las que se ejecutó el “Plan Vereda”. A su vez, se inauguró la construcción de dos aulas de la Escuela Primaria Nº 137 “Niños de la Patria” del barrio ex isla 10. La Ministra de educación, Mónica Silva, hizo la entrega oficial de la inscripción de obra por 19.500.000 de pesos que incluyen la construcción del SUM y la salita para el Jardín. Las obras comenzarían para el próximo aniversario de la escuela, el 28 de Julio del corriente año.

El gran desafío para el intendente es que Oro pueda crecer de forma planificada. En los últimos años la población duplicó su número de habitantes.
Fernández Oro