Frenan intento de loteo próximo a La Lobería

El accionar de privados, sin autorización, afectaría el Área Protegida de Punta Bermeja. Se abrió un sumario.

24 dic 2015 - 00:00
Comparte esta noticia

Un intento de loteo y apertura de acceso al mar a través del acantilado en adyacencias de la Reserva Faunística de Lobos Marinos de Punta Bermeja, fue paralizado esta semana con la intervención mixta de organismos gubernamentales.

La Provincia y el Municipio detuvieron trabajos ilegales de movimiento de suelo en cercanías de La Lobería a unos 60 kilómetros de esta capital. Se realizaron operativos conjuntos entre la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, el Ministerio de Turismo y la Municipalidad de Viedma con motivo de haber tomado conocimiento de que se estaban realizando aperturas de accesos a la costa.

En dichas inspecciones se constató la presencia de maquinaria llevando a cabo tareas en la zona próxima al acantilado, con el consiguiente movimiento de suelos y material removido, sin poseer autorización para ello por parte de las autoridades competentes en la materia.

Se informó que “las intervenciones antrópicas directas en la costa se consideran generadoras o disparadoras de procesos ambientalmente negativos por cuanto aumentan la inestabilidad de los acantilados, por inducción de la erosión y, en este caso particular, podría conllevar además una afectación negativa sobre el Área Protegida Punta Bermeja - La Lobería”.

Los inspectores actuantes determinaron la suspensión preventiva de todas las actividades en el predio en cuestión, como así también exigieron el retiro de la maquinaria y prohibieron innovar en lo sucesivo, mientras que se tramita el procedimiento sumarial correspondiente.

La secretaria de Desarrollo Económico y Turismo del Municipio local, Laura Ramos, confirmó a “Río Negro” que en ese sitio, ubicado pocos metros al oeste de la Reserva de lobos más grande de Sudamérica, se estaban desarrollando movimientos de suelo para la concreción de una bajada al mar.

Dijo que existirían varios expedientes en organismos provinciales presentados por un privado -que sería de apellido García- quien tendría intenciones de subdividir su campo, ubicado a uno y otro lado de la Ruta 1. Sin embargo todas sus presentaciones habrían sido rechazadas y no cuenta con autorizaciones para llevar adelante esos trabajos ni ningún tipo de alteración sustancial del ambiente.