Hallan muerto por envenenamiento a cóndor liberado en Sierra Pailemán

05 jul 2012 - 00:00
Comparte esta noticia

SIERRA PAILEMÁN (ASA) Kuichi, una pequeña hembra de cóndor andino que fue liberada en esta localidad en 2001 en el marco del proyecto de recuperación de la especie que coordina el zoológico de Buenos Aires, fue hallada muerta días atrás. Los profesionales del zoo detectaron que algo andaba mal porque el transmisor satelital que tenía colocado dejó de emitir señal. Desde Buenos Aires pidieron a los voluntarios que la busquen desde las últimas coordenadas registradas y finalmente el equipo que llegó hasta la zona de Chipauquil se encontró con el peor de los cuadros: el cóndor estaba muerto a unos 10 metros de los restos de una oveja repleta de veneno. El triste hallazgo se produjo un par de días después del 19 del mes pasado, ya que durante la tarde de esa jornada, alrededor de las 18, se había registrado en el zoo porteño la última señal satelital. Los técnicos pensaron que el cóndor había perdido el transmisor o estaba en peligro, porque permanecía quieto. La muerte de Kuichi está vinculada a un viejo conflicto, ya que los pobladores rurales, para matar a zorros, pumas y otros predadores de su ganado, envenenan restos de animales que utilizan como sebo. Sin embargo de estas trampas no sólo comen los predadores terrestres, sino también aves carroñeras como los cóndores. Estas muertes dan por tierra con el exhaustivo trabajo que se viene realizando para recuperar a la especie, que aún está en riesgo de extinción. Entre los tristes antecedentes figura la de Namuncurá, ocurrida el 20 de marzo último. El ave era uno de los dos pichones de sólo dos años de edad, nacido en Sierra Pailemán, que fue hallado sin vida a 230 kilómetros de su nido, luego de que comiera de una oveja contaminada con el insecticida Furacarb 48 F. Otro caso, ocurrido el 6 de septiembre de 2008, fue el de ‘Malki’, un cóndor macho de 7 años que formó parte de la primera liberación de ejemplares efectuada en 2003, cuya muerte por envenenamiento llenó de pesar a la comunidad científica, debido a que el ave era en ese momento una de las más próximas a reproducirse. En las redes sociales, miembros del programa “El retorno del cóndor al mar” expresaron que al nuevo caso “lo siguen las autoridades de la Dirección de Fauna y la Secretaría de Medio Ambiente de Río Negro, quienes tomarán medidas al respecto, a través de la fiscalía”.