La sirena de emergencias apenas se puede escuchar

La alarma del municipio neuquino tiene muy corto alcance

04 mar 2010 - 23:00
Comparte esta noticia

NEUQUEN (AN).- La prueba de capacidad sonora realizada ayer a la sirena que posee el municipio para alertar a la población en casos de emergencia puso de manifiesto la necesidad de instrumentar un nuevo plan de aviso más eficaz. La resolución se debe a que la alarma emitida ayer a las 14 apenas logró escucharse en las 13 cuadras linderas al edificio comunal. “La prueba fue correcta y cumplió con lo que esperábamos que era medir hasta donde se oía esta alerta”, aseguró ayer el secretario de Gobierno del municipio, Raúl Dobrusin, a la vez que detalló que “este fue el primer paso de un trabajo que estimamos que nos tomará todo el año para tener un buen sistema de alerta que estará estructurado a través de Defensa Civil”. Mientras ayer fueron muchos los neuquinos que esperaban oír el anunciado ulular, la señal de alerta apenas se escuchó en las 13 cuadras que rodean al municipio. En varios edificios más cercanos aún se advirtió que no se escuchó el sonar. “Dispusimos 25 agentes en toda la ciudad para escuchar la sirena y se la detectó en 14 cuadras al este (Illia y Leloir), en 12 cuadras al oeste (Colón y Doctor Ramón), en unas 12 cuadras al norte y a 12 cuadras al sur en Ignacio Rivas y Aconcagua”, señaló Dobrusin. El funcionario comentó que “esta es una sirena muy vieja que fue instalada en 1978 durante el conflicto por el canal de Beagle hace 32 años”. Dobrusín afirmó que “vamos a tener que montar más sirenas en otros puntos de la ciudad o bien otro tipo de sistema que es lo que comenzaremos a estudiar”. Luego de una semana de versiones enfrentadas sobre la activación de esta alarma, dispuesta en el techo del municipio y accionada ayer por el intendente Martín Farizano, fueron varios los vecinos que tildaron al sonar como “una porquería” dado que advirtieron que “no se diferencia de cuando pasa un camión de los bomberos”. Entre las repercusiones que se multiplicaron por las calles de esta capital, hubo incluso quienes admitieron que confundieron la señal de alerta con el ruido de una moto.