Piñera prometió investigar si hubo negligencia de las autoridades

08 dic 2010 - 00:00
Comparte esta noticia

El presidente de Chile Sebastián Piñera dijo hoy que a raíz del incendio en el penal de San Miguel la cifra de heridos ascendió a 83 personas, y prometió “perseguir todas las responsabilidades” por la tragedia e “investigar si hubo negligencia por parte de las autoridades”.

“La situación penitenciaria en nuestro país no resiste más”, aseveró el mandatario chileno al presentarse en la Posta Central, el centro asistencial al que fueron derivados la mayoría de los heridos por el incendio de esta madrugada.

Piñera confirmó ante la prensa que son “83 personas” las fallecidas y que están “prácticamente todas identificadas”, aunque admitió que “la cifra podría aumentar” por la gravedad que presentan los 14 heridos trasladados a los centros asistenciales del Gran Santiago. El mandatario también dijo que “la prioridad es ayudar a los heridos y a los familiares de las víctimas, pero también ser capaces de darnos cuenta que Chile no merece un sistema carcelario inhumano como el que tenemos”.

“Es un problema que se arrastra desde hace mucho tiempo” aseguró Piñera al garantizar que “se van a perseguir todas las responsabilidades y ya está el fiscal investigando si hubo negligencia de parte de las autoridades a cargo”.

El presidente aseguró que se está investigando todo lo referido al origen y desarrollo del incendio en una de las torres del penal que albergaba a 1.900 reclusos a pesar de estar preparado para 1.100 detenidos.

“Sabemos que fue producto de una riña, en parte por las condiciones de hacinamiento que se viven en esa cárcel” dijo Piñera pero aclaró que “esa versión que durante horas no se habría llamado a bomberos y ambulancias, de acuerdo a nuestra información, no es correcta”.

Ante las críticas de los familiares que demandaban en la puerta de penal información sobre las víctimas, Piñera explicó que la decisión del gobierno de “informarle de forma directa y personal en caso de fallecidos apunta a respetar su propia identidad y su propia dignidad, no nos pareció oportuno informar públicamente de los muertos”.

Para Piñera, el hecho es “un problema que heredamos del pasado que no vamos a dejar de enfrentar” al afirmar que su gobierno va a “acelerar la forma de que Chile tenga un sistema careclario humano y digno, propio de un país civilizado”.

En ese sentido recordó que se elaboró un programa de 11 medidas que se encuentran en “plena ejecución” que se dio a conocer el 15 de octubre, pero aclaró: “No podemos hacer milagros en esta materia, pero sí más de lo que se estaba haciendo antes”.

El presidente aseguró que está en marcha la construcción de tres nuevas cárceles modulares y “una serie de programas que apuntan a mejorar la calidad de vida y las posibilidades de reinserción de los chilenos privados de su libertad”.

“Ya vendrá el tiempo de buscar las responsabilidades y de que un accidente como éste, el tercer peor incendio del país, nos sirva para entender que no podemos seguir viviendo en un sistema carcelario absolutamente inhumano”, insistió.

Agencia Télam