Prevén una temporada estival con más incendios forestales y menos lluvias

Son las previsiones hasta marzo, para el sur del país según el mapa de riesgo climático que elaboró el Ministerio de Seguridad

06 dic 2017 - 07:59
Comparte esta noticia

Graves incendios forestales están previsto que afecten en esta temporada estival al sur argentino, mientras que tormentas con excesos hídricos tendrán lugar en el noreste y norte del país lo que traerá aparejado deslizamientos y aludes de acuerdo al mapa de riesgo climático entregado a cada provincia por el Ministerio de Seguridad de la Nación.

El instrumento elaborado en base a los datos aportados por el Servicio Meteorológico Nacional, la Conae, y el Instituto Nacional del Agua, entre otros organismos, fue entregado a las provincias para que se elaboren las previsiones y se puedan coordinar las ayudas con el gobierno nacional.

También te puede interesar: Qué enfrenta el nuevo splif que llega para combatir incendios en Valle Medio

El Mapa de Riesgos Climáticos, un conjunto de previsiones de emergencias o catástrofes que pueden ocurrir en cada región del país hasta marzo del 2018, ubica como eje central los incendios forestales que afectarán el sur argentino, en especial la zona del bosque andino patagónico.

“Tendremos una temporada estival complicada y uno de los grandes problemas serán los incendios forestales ya que de acuerdo a nuestras previsiones entre diciembre y marzo se darán una serie de condiciones para que se desarrollen”, dijo Emilio Renda, secretario de Protección Civil de la Nación.

En este punto Renda aseguró que en los bosques andino-patagónicos “habrá un 50% menos lluvias que lo que hay en la zona habitualmente y se incrementará en cinco grados la temperatura media, lo cual es mucho para la región”.

“Todo esto se verá agravado por la predominancia de vientos del oeste que baja la humedad, mientras que habrá matorrales bajos ya que venimos de un invierno con bastantes nevadas, lo que será un fácil combustible para las llamas”, destacó el funcionario.

El panorama de graves incendios abarca desde la provincia de Neuquén hacia el sur, con la inclusión de todo el norte de Santa Cruz.

Pero también los incendios se volverán a repetir en todo lo que es el sur de La Pampa, norte de Río Negro y sur de la provincia de Buenos Aires, la misma zona que fue afectada a principios de este año, con miles de hectáreas arrasadas por el fuego.

“Además se está configurando una situación climatológica similar en el oeste de Córdoba, San Luis y Mendoza por lo que “tenemos que reforzar las previsiones para tener una respuesta más coordinada con las provincias”, aseguró Renda.

El Plan Nacional de Manejo del Fuego pasó desde hace meses a la órbita del Ministerio de Seguridad de la Nación con lo que todas las fuerzas federales pueden tener una respuesta en esa zona “en forma inmediata”, indicó el secretario.

Además, NEA, en especial Corrientes, el norte de Santa Fe y Formosa, “habrá más lluvias de lo normal para lo que es la temporada estival. Se esperan tormentas no que abarquen grandes zonas sino focalizadas y de mucha fuerza”.

Otra tema que preocupa hoy en esta materia es que ya tres volcanes chilenos, en el límite con la Argentina, están en alerta amarilla.

“Hoy ingresó en esa etapa el volcán Villarica y ya lo estaba el Planchón y el Peteroa, lo que trae consigo a raíz de la condensación del vapor de agua que las plumas de cenizas afecten por los vientos al sur argentino.

Renda destacó que ya se está advirtiendo a los productores rurales que comiencen a realizar cortafuegos entre otras recomendaciones.

Para tender todo esta emergencia climática se constituyó un fideicomiso de 50 millones de pesos a lo que hay que sumar el presupuesto del Plan Nacional de Manejo del Fuego, el nuevo presupuesto de reducción de riesgos, el Fondo de gestión integral de Riesgos (Fongir), lo que aporten las provincias y Parques Nacionales.

Fuente: Télam

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección