Arreglarán escuelas durante el receso invernal

El gobierno renovó contratos de obras por 70 millones de pesos. Unter reclama por innumerables falencias.

17 jul 2017 - 00:05
Comparte esta noticia

El receso escolar invernal en Río Negro toma forma junto con la renovación de contratos por 70 millones de pesos con empresas de mantenimiento de edificios. Aun así, la Unión Trabajadores de la Educación de Río Negro (Unter) expresó su disconformidad denunciando una importante cantidad de falencias.

El subsecretario de Coordinación del Ministerio de Educación, Adrián Carrizo, adelantó a DeViedma que esta semana se firmarán contratos por 70 millones de pesos por un vínculo anualizado que se extiende hasta 2018, por lo menos en cinco ciudades cuyos mantenimientos no cuentan con convenio con municipios.

Las escuelas de esta capital, como Bariloche, Cipolletti y Roca contarán con 16,8 millones de pesos cada una para arreglos, en cambio Luis Beltrán contará con 2,8 millones ya que algunos trabajos los hizo el municipio. Las tareas se iniciarían de inmediato ya que se efectuará “un anticipo financiero”, indicó el funcionario.

El cronograma que tiene en su poder da cuenta que en dos semanas se cambiaron 15 equipos de calefacción en Roca por caso los Centros de Educación Media N° 9 y 116, y Centro de Educación Técnica N° 1.

Todas las tareas encomendadas llegaron a esa cartera ministerial desde la Secretaría de Trabajo que recibió las inquietudes emanadas desde el sector gremial.

Al respecto, el subsecretario aclaró que desde la Paritaria de 1994 está vigente una normativa que otorga distintos parámetros y calificaciones acerca del estado de situacion de edificios. “Los informes dan cierta tranquilidad porque ninguna escuela presenta riesgos de inhabilitabilidad, y es lógico el desgaste en virtud de que por algunos edificios pasan mil alumnos diarios”, enfatizó Carrizo.

Las quejas de Unter

Horas antes de iniciarse el receso, el gremio hizo público un panorama por intermedio de la secretaria general Patricia Cetera, y con el acompañamiento de la secretaria de Salud en la Escuela Claudia Asencio y delegados zonales.

Asencio ratificó que “la situación que padecen las escuelas es crítica” y señaló que “lo venimos adelantando en cada informe que realizamos, producto del trabajo de campo de compañeros y compañeras que diariamente recorren la provincia, cada uno en sus respectivas zonas y ven la realidad que pasa dentro de los establecimientos educativos. Con cada informe detallado que entregamos exponemos la situación y exigimos condiciones de seguridad principalmente, de salubridad y de higiene necesarios para realizar la tarea educativa en condiciones dignas”.

Entre la multiplicidad de casos enumerados, y que afectan el servicio educativo, los delegados zonales denunciaron que de 45 escuelas relevadas en Bariloche, 28 se encuentran colapsadas, un 80% no cuenta con planes de gas y un 60% desconoce los planos de electricidad; en tanto que Educación culpa a los docentes porque supuestamente no concientizan a los alumnos del cuidado de instalaciones.

En la zona Sur se observó que cuatro escuelas no tienen gas como consecuencia de que los concesionarios no tienen infraestructura para llegar a los establecimientos, y que en algunos parajes “se juega con la integridad de los alumnos”.

En Zona Atlántica, la laboral 1 perdió su techo, y que en la escuela 108 de Colonia La Luisa (Conesa) se contrató a una empresa para reparar goteras pero el pago se hizo por las filtraciones en el cielorraso y no en el techo.

Sobre las escuelas del Alto Valle, se hizo mención a la falta de previsón en calefacción y electricidad, en Regina, las partidas para arreglo del municipio “son precarias” y hay contratistas que sostienen el mantenimiento de 80 edificios en Roca con cinco personas.

DeViedma

TAGS.

DeViedma
Últimas noticias de ésta sección