Diagraman medidas para controlar la caja policial

La provincia apunta a la administración de los fondos por los servicios policiales a terceros.

20 mar 2017 - 00:05
Comparte esta noticia

El poder político sobre la Policía de Río Negro lanzó una serie de reformas con la proyección de mejorar la administración de los fondos que ingresan a la repartición por servicios a terceros y las erogaciones en combustibles.

La Secretaría Administrativa de la Jefatura de Policía, a cargo de Mario Altuna, dispuso ingresar por sistema bancario el cobro a través de la Agencia de Recaudación Tributaria de Río Negro (Artrn), del concepto de Seguridad Privada y Bancaria.

Esa modificación permite percibir para el Fondo de Reequipamiento Policial un excedente considerado como pérdida por el anterior sistema que asciende a unos 11.000.000 de pesos, según cálculos efectuados para el año 2015. Se estima entonces, de acuerdo a la información oficial, que con el nuevo esquema administrativo, se puedan recaudar cerca de 32.000.000 de pesos para el presente ejercicio.

Por otra parte, se modificó la percepción de multas y tasas policiales. Exige ahora el cobro de esos conceptos mediante administración bancaria en lugar del pago en efectivo en unidades policiales.

Desde el Departamento de Informática se creó un programa que reúne información sobre el Servicio de Policía Adicional logrando de tal modo que la unidad sólo pueda cargar el nombre del empleado y el horario en que se realizó el servicio. Este procedimiento genera en forma automática la factura al contratante en virtud del monto asociado a la categoría de policía adicional correspondiente. Luego de prestado el servicio y abonado por el contratante, la unidad cancela el servicio a los empleados policiales mediante una simple transferencia bancaria que genera el sistema.

La intención de este esquema es que puede transparentar el servicio ya que puede observarse si cada empleado está prestando servicio de policía adicional en sus horarios de servicio mediante un simple entrecruzamiento de datos. Anteriormente el sistema era llevado en forma manual, y abonado por cada unidad donde se realiza el servicio, y además en algún momento algunos servicios se cobraron pero no se prestaron.

En cuanto a las erogaciones, la Jefatura aplica un convenio con YPF por el cual la totalidad de los vehículos policiales se aprovisionan de combustible mediante el uso de una tarjeta magnética asociada al móvil y en la que el responsable de efectuar la carga debe introducir un PIN personal y el kilometraje del móvil. De este modo, queda identificado al empleado que efectúa el trámite.

En este sentido, el informe oficial destaca que de esta manera quedan sustituidos los vales de combustible y anacrónicas rendiciones en soporte papel generando una única factura que se paga en forma electrónica por transferencia bancaria, sin demandar engorrosos trámites administrativos que ocupaban innecesariamente muchas horas de labor al personal afectado. Asimismo, permite verificar los gastos que ya generó algunos sumarios internos en unidades de esta capital donde se cuestionó el mal uso de los vales de combustible.

DeViedma

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

DeViedma