Dos procesados por un robo en la costanera Norte

Se trata de un hombre mayor y un menor que asaltaron a una pareja. Otras dos personas están sin identificar.

20 may 2017 - 00:05
Comparte esta noticia

Por un asalto a mano armada del que resultó víctima una joven pareja procesan a un menor y a un hombre de 32 años. Este último, Gabriel García, con prisión preventiva. A ambos se les imputó el delito de “robo doblemente agravado por el uso de arma, en concurso ideal con arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede tenerse por acreditada, por haber sido cometido en lugar poblado y en banda y por haber sido cometido con la participación de un menor de edad, en concurso real con daño”. El mayor seguirá detenido y sobre el menor el juez penal Carlos Mussi dispuso la externación y el seguimiento del personal de la delegación de Promoción Familiar.

El hecho ocurrió en la madrugada del 22 de abril en un sector de la costanera próximo al puente carretero que en ese momento estaba sin iluminar. Un joven de 18 y una chica de 15 fueron sorprendidos por cuatro hombres que portaban un arma de fuego y un hierro con el que amenazaron a la pareja que se encontraba en el interior de una camioneta. Les sustrajeron los celulares, campera, zapatillas y pantalón. Si bien se fueron del lugar luego regresaron y rompieron los vidrios del vehículo. La jovencita se alejó de allí y logró llegar hasta su casa. Su abuela denunció el hecho y fue detenido un joven mayor de edad que luego fue liberado ante la presentación de su padre que devolvió un celular en la Policía y aseguró que quien estaba detenido no era el autor sino su otro hijo, menor de edad. El primero de los hermanos fue liberado y demorado el más chico. Luego la investigación estableció que contra el primero de los detenidos pesa una condena de siete años de prisión que aún no cumple porque la sentencia está -hace tiempo- a consideración del Superior Tribunal de Justicia, razón por la cual no está firme hasta tanto se expida el máximo tribunal.

Para el juez penal de Viedma, Carlos Mussi, las pruebas reunidas hasta el momento -testimonios y reconocimiento en rueda de personas- son suficientes para dictar los procesamientos. Agregó que compromete la situación de los imputados, el hecho de que un celular fue entregado en forma voluntaria por el padre del imputado, quien se presentó en la comisaria.

En este sentido consideró que “ante la entidad de la prueba colectada poco pudieron ensayar los imputados en su descargo, limitándose a guardar silencio”, quedando acreditado que los imputados “utilizaron un fierro para intimidar a las víctimas, portando a su vez uno de ellos un arma de fuego, que si bien la misma no ha sido secuestrada, la versión de ambos es que los encartados utilizaron armas”. El juez destacó además que los imputados se valieron de otras dos personas que aún no identificadas y “sobre quienes se deberá profundizar la investigación a los fines de dar con el paradero de los mismos”.

DeViedma

TAGS.

DeViedma