Llevará varios días recuperar la calma tras el temporal

Lentamente vuelve la normalidad tras el fuerte viento. Hubo quejas de la Junta Vecinal de El Cóndor y en La Lobería se cayó una antena.

20 jun 2017 - 00:00
Comparte esta noticia

La zona recupera lentamente su normalidad luego del temporal durante el fin de semana que demandará de las autoridades un esfuerzo por toda la semana para que la infraestructura eléctrica, principalmente, funcione a pleno.

El balneario El Cóndor, que cuenta con una población estable de cerca de un millar de personas, un importante sector continúa afectado en virtud de que la empresa distribuidora de energía eléctrica Edersa no concluyó la reparación de las líneas cortadas por la gran cantidad de árboles y ramas caídas. En algunos casos, algunos abonados podrían llegar a cumplir casi 72 horas sin el suministro.

No obstante, la empresa informó que sus operarios “trabajan sin descanso desde hace días para restablecer el normal suministro”.

Las tareas se enfocaron en la reparación del alimentador Viedma 5, tras lo cual lograron recuperar el servicio en Guardia Mitre (donde se reemplazaron decenas de postes en líneas de media tensión).

Image
El Dato: el récord en la zona de Viedma fueron ráfagas de viento de un máximo de 109 kilómetros. Luego, se mantuvieron constante por espacio de varias horas a razón de 57 kilómetros.

La inquietud de los vecinos hizo que miembros de la Junta Vecinal tome contacto con funcionarios de la delegación municipal en la villa marítima, oportunidad en que se informó que la cuadrilla municipal está recorriendo el balneario, quitando ramas y árboles caídos. También trabajaron operarios particular para los arreglos de luminarias.

El subsecretario de Gobierno, Marín Pérez Morando, detalló las consecuencias de las fuertes ráfagas precisando que la línea eléctrica hacia La Lobería permanece cortada en tres secciones. Allí, quedaron destruidas -además- una casilla de guardavidas, y dos torres de comunicaciones.

El funcionario observó que hubo destrozos también en la avenida costanera de la villa marítima, y si bien “vamos a ir acomodando de a poco la costa con la voladura de arena sobre las viviendas, hay que seguir despejando calles y levantar por lo menos 20 postes de luminarias caídas sobre el paseo”.

Más allá de estas respuestas, en la Junta Vecinal existen ciertas molestias porque hay vecinos que no tienen luz todavía. Su presidenta, Verónica Barrera, puso como ejemplo los padecimientos de una familia en las cuales una integrante es “electrodependiente” luego de ser dada de alta, y hubo que darles una respuesta porque no pueden estar a oscuras.

Llevará varios días recuperar la calma tras el temporal

A su entender, “faltó coordinación e información” porque pueden existir inclemencias climáticas pero “hace dos años que se viene reclamando (a la delegación) una poda como para evitar la caída de ramas”.

Para Barrera, existió cierta desidia en virtud de que “los bomberos -que tienen cuartel propio en El Cóndor- debieron salir a ayudar sin que nadie diga nada” ya que cuentan con una motosierra prestada por la Junta Vecinal, y hubiera sido necesaria en la tarea.

DeViedma

TAGS.

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

DeViedma