Mataron una Mara y ahora deben pagar una multa

Ocurrió cerca del destacamento La Cuchilla. Las tres personas utilizaron perros galgos para atrapar a la especie protegida.

12 oct 2017 - 19:05
Comparte esta noticia

Un grave antecedente de alteración nociva del ecosistema fue detectado por personal de la Policía Montada de esta capital cuando en la zona rural, aledaña al destacamento La Cuchilla, detuvo a tres personas que habían capturado y dado muerte con perros galgos a una liebre Mara, considera especie protegida.

El hecho se descubrió cuando, en principio, efectivos asignado al puesto de La Lobería dieron cuenta de la acción de un par de personas que se desplazaban en un vehículo Corsa con los canes en su interior, y con fines sospechosos, por la ruta provincial 51 en dirección hacia Viedma.

En el trayecto apareció ese ejemplar de esta especie protegida y lanzaron los perros hasta darle caza. Luego decidieron volver a Viedma por la misma ruta hasta que fueron detenidos en un control especial que hicieron los agentes de esa dependencia de seguridad, y quienes incautaron la liebre de unos siete kilogramos de peso.

Se labró un acta de infracción a la Ley de Fauna N° 2.056 y la multa, cuyo monto variará de 5 a 1.000 veces el valor determinado para la licencia de caza deportiva que ronda los 400 pesos. En tanto, se decidió por una cuestión normativa destruir con fuego el cuerpo ya que el actual articulado no prevé donación a comedores comunitarios al desconocerse su condición sanitaria.

Image

La preocupación central de algunos expertos en fauna silvestre es saber qué pudo ocurrir con la pareja del ejemplar capturado ya que cuando desaparece uno de los integrantes, el resto incluyendo las crías, suelen morirse de soledad.

El procedimiento dejó al desnudo un bache normativo de la actual ley porque los cazadores demorados no portaban armas, que sí suelen incautarse en procedimientos de caza furtiva. Pero nada dice este instrumento legal qué hacer cuando en captura ilegales sólo se utilizan perros, como en esta situación.

En este caso, los propios policías se sorprendieron porque cuando el auto fue detenido estaban en el habitáculo, como si nada pasara las tres personas involucradas. Pero al abrir el baúl, se encontraron con la libre y siete galgos escondidos en su interior.

DeViedma

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día” Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

DeViedma