Polémica por el desplazamiento en la delegación del PAMI en Viedma

La repentina designación de la municipal Ofelia Stupenengo generó la negativa reacción del gremio del PAMI.

19 oct 2016 - 00:00
Comparte esta noticia

Repercusión y rechazo gremial ante el desplazamiento del titular de la agencia del PAMI en la capital rionegrina, Ricardo Lana, quien hace 20 años cumple esa función. La repentina designación de la municipal Ofelia Stupenengo generó la negativa reacción de dirigentes de la Unión de Trabajadores del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados.

La secretaria de la Mujer del gremio nacional e integrante de la comisión de Igualdad de trato, Miriam Lapponi, aclaró que tanto la designación de Viedma como la de San Antonio Oeste y Cipolletti no son temporarias sino que se las nombra como personal de planta con una categoría alta. Además no respetan lo establecido en el Convenio Colectivo de Trabajo que taxativamente prohíbe el ingreso de personas mayores de 50 años. “En el caso de Viedma y San Antonio superan esa edad y están próximas a la jubilación. Es decir que ni siquiera alcanzarán a capacitarse porque en un año deberán jubilarse”, sostuvo.

Ante esta situación destacó que desde el gremio se gestiona en el ministerio de Trabajo de la Nación para que se devuelva el cargo al jefe genuino de la agencia Viedma del Pami que “durante 20 años realizó una buena y adecuada gestión para la que se capacitó”.

Estimó que la nueva funcionaria proveniente del área municipal de la capital rionegrina “se hará cargo con total desconocimiento del PAMI lo que no es poca cosa porque por algo el Instituto invierte en capacitación de los trabajadores para darle la mejor atención posible a los jubilados y no nombra con una categoría por encima de los trabajadores y del titular de la agencia representante del personal, algo que nos parece totalmente injusto”.

El secretario General del gremio en Río Negro, Fabio Simonetti, cuestionó además los desplazamiento San Antonio Oeste y Cipolletti, agencias que estuvieron a cargo de personal que “desde hace años está a cargo sin cobrar lo que corespondía por antigüedad y trabajo. También fueron ignorados en la toma de decisiones. Peor es el caso de Ricardo que es delegado gremial y en este caso podemos pensar que se trata de una persecusión ideológica y sindical”.

Los dirigentes coincidieron en señalar que estas designaciones y desplazamientos no tienen precedentes en el Pami al aclarar que los jubilados no se verán afectados pero sí el personal que “además de ser escaso en Río Negro deberán encargarse de suplir las falencias de la nueva conducción”.

El PAMI tiene en el país cinco millones de afiliados, en Río Negro unos 70.000 y en Viedma 5.500.

DeViedma

TAGS.

Últimas noticias de ésta sección