1.126 millones de pesos con escaso control

Detalles

BUENOS AIRES (AFP/DyN).- El exapoderado de Madres de Plaza de Mayo, Sergio Schoklender, y su hermano Pablo, detenidos por fraude y asociación ilícita por desvío de fondos públicos destinados a la entidad humanitaria, manejaban cifras millonarias y cometieron una fuerte evasión, dijo el juez de la causa. En una conferencia improvisada en la puerta de su casa, Oyarbide dijo que los hermanos manejaban fondos por 1.126 millones de pesos en la Fundación y que se detectaron “muchas irregularidades” en la administración de ese dinero, según los informes recibidos del Banco Central, la Auditoría General de la Nación y la Policía Federal. La Policía Federal “advirtió para mayo de 2012 un déficit en la Fundación de 183 millones de pesos”, y el Banco Central “encontró en los balances de los estudios contables irregularidades que superan los 25 millones de pesos”, mientras que la Auditoria General “hace hincapié sobre la responsabilidad de determinados funcionarios públicos”, que prefirió no nombrar por “contrataciones en forma directa cuando esto está en oposición rigurosa a la ley de licitaciones públicas”, remarcó el juez. Los Schoklender fueron detenidos la noche de ayer luego de que Oyarbide dictara órdenes de arresto para ambos y para el contador Alejandro Gotkin por el desvío de fondos públicos destinados a la fundación “Sueños Compartidos”. Sergio Schoklender supuestamente compró 17 terrenos, un automóvil Ferrari 430, dos aeronaves y una embarcación, con la maniobra de fraude. En 2012 los hermanos Schoklender estuvieron detenidos para luego ser liberados por una cámara judicial. Se prevé que apelen la prisión preventiva ante otra cámara.


Comentarios


1.126 millones de pesos con escaso control