15% de la población en las tomas

Ése es el porcentaje que relevó el área de Planificación de San Martín de los Andes.



#

Según las estimaciones, unas 4.500 personas viven en las tomas de la ciudad cordillerana.

Patricio Rodriguez

SAN MARTÍN DE LOS ANDES (ASM).- El Secretario de Planificación de San Martín de los Andes Alberto Pérez admitió que “un 15% de la población local vive en asentamientos irregulares” ubicados en su mayoría sobre terrenos inadecuados para su urbanización, un fenómeno que dijo “se repite en Latinoamérica, donde los lugares que se ocupan en forma irregular son justamente aquellos que el mercado formal de la tierra abandona porque son inundables o están en zonas periféricas”. Si se tiene en cuenta el resultado del último censo en el 2010, que arrojó una población cercana a los 30.000 en esta ciudad, serían unas 4.500 personas las que viven en tomas, cifra que por poco dobla la cantidad de inscriptos en el Registro de Demanda Habitacional impulsado por el gobierno local el año pasado, donde se anotaron en forma voluntaria casi 2.500 y entre las cuales se contaron además inquilinos conforme a la ley. Las declaraciones de Pérez a la prensa fueron posteriores a una denuncia de la comisión vecinal del casco céntrico, que alertó sobre el incremento de asentamientos familiares en una zona de extrema peligrosidad en la ladera del cerro Curruhuinca, por la posibilidad de deslaves y desmoronamiento de rocas por la pronunciada pendiente y la inestabilidad del terreno. En la denominada toma “Esperanza Arriba” vivirían unas 50 familias, según se indicó. El funcionario explicó que “desde que comenzamos nuestra gestión estamos tratando de conseguir recursos para hacer obras para mitigar deslaves o desmoronamientos de piedras, e incluso se realizaron los estudios de impacto ambiental”. En cuanto a la situación del barrio Vallejos, ubicado sobre esa misma ladera debajo de una roca de grandes dimensiones, que según informes geológicos corre serios riesgos de desprenderse, Pérez anunció que “se está en un proceso de conseguir tierras para realojar” a las familias en peligro. “Si bien en un principio se negaron, (los vecinos) con el tiempo advirtieron la peligrosidad y han ido tomando conciencia”, agregó. Los datos que difundió Pérez surgen de un estudio realizado por la cartera que dirige, en el que se relevaron los asentamientos irregulares de la ladera del cerro Curruhuinca, el barrio Cantera, los Chilcos, Colonia Maipú, la Islita y la reciente toma en terrenos del Ejército en Chacra 2, a la vera de la Ruta 48.


Comentarios


15% de la población en las tomas