Viuda de Neumann dejó la querella y habló de sus razones

“Es inentendible el silencio y la inacción”, afirmó en una nota al juez. Cuestionó acciones de la querella por parte de la madre de su esposo.

Por Redacción



#

Sandra Karina Sachser junto a su esposo, el médico policial Guillermo Neumann. Archivo

A MÁS DE 4 AÑOS DEL CRIMEN

Hace unos tres meses, la viuda del asesinado médico bolsonés Guillermo Neumann renunció a la querella en la causa por el homicidio de su esposo. Lo hizo sin difundir las razones, que ahora se conocen.

Días atrás, la Cámara del Crimen de Bariloche rechazó la apelación del abogado Jorge Pschunder quien, en representación de la madre del médico, intentó revertir la negativa del juez Ricardo Calcagno de realizar un segundo ADN para constatar si Neumann era hijo de un empresario de Misiones. En una causa previa en aquella provincia había quedado descartada esa filiación. La Cámara de Bariloche consideró que el pedido de la querella -representante de la madre- no era pertinente para la investigación del homicidio del médico.

Ahora se sabe que, en un escrito ante el Juzgado, la viuda dijo en su momento que “desde el brutal asesinato de mi esposo el 26 de marzo de 2010 he visto con tristeza cuán solos nos dejaron a mis hijos y a mí desde la justicia y desde las instituciones: nada parece haber alcanzado para que la investigación avanzara”.

Sandra Karina Sachser presentó aquella nota para desistir de la querella -en que la patrocinaba la abogada Dalila Pinacho- decepcionada con decisiones de la propia Cámara Primera en lo Criminal de Bariloche.

La viuda dijo que fue “un crimen espantoso donde varias personas vemos a individuos huyendo de la escena del crimen, se secuestran el arma homicida, una campera conteniendo cartuchos de esa arma y su estuche, se identifican las personas que vendieron el arma en dos oportunidades antes del crimen… elementos valiosísimos y raramente presentes en una investigación de homicidio”. Y sin embargo, en la causa -caratulada “Arriagada Ricardo y otros s/homicidio agravado”- “luego de cuatro años estamos como en 2010”. Opinó que “el silencio y la inacción -que siempre terminan funcionando como cómplices- ejercidos tanto de las instituciones como de la sociedad, que por diversos y hasta canallescos motivos no se interesaron por este asesinato, son inentendibles”.

Afirmó que en este tiempo debió sufrir “situaciones inexplicables”, como “una querella que he tenido que compartir con quien ni siquiera tiene vocación hereditaria con mi esposo, una exhumación grotesca y ofensiva de su cadáver en base a una denuncia ‘anónima’ que sostenía la posibilidad que el cuerpo sepultado en el cementerio de El Bolsón no pertenecería a Guillermo. O el corte del brazo del cadáver de mi esposo sin autorización del juez para realizar un ADN que tampoco estaba autorizado, pero con la extraña e inentendible convalidación por parte de la Cámara Primera en lo Criminal de Bariloche”.

Sobre esa Cámara, dijo que “sistemáticamente nos ignoró (…) e incluso pretendió intervenir sobre un juicio de filiación tramitado ante la justicia civil de Misiones. Todo ello, para arribar a la vergonzante conclusión de que el cadáver exhumado -mutilado irreverentemente para obtener una innecesaria muestra de ADN- siempre fue el de mi esposo asesinado”.

Arriesgó que “seguramente nadie investigará ninguna de estas irregularidades ni abusos ni planteos antojadizos receptados sin justificación”. Dijo que su confianza está “tan irreversiblemente dañada” que le impide continuar en la querella.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Viuda de Neumann dejó la querella y habló de sus razones