200 m² con pulmón verde

La incorporación de plantas al interior es una tendencia decorativa que suma cada vez más adeptos. Una recorrida por este loft que la explotó al máximo.



Especies de plantas locales otorgan un carácter particular a este loft de la ciudad española de Tarrasa.

Es que, a la inversa de la tradicional disposición del jardín que rodea desde afuera a la vivienda, en este caso se sitúa al revés: el verde despliega su encanto y la casa es la que desprende su carácter hacia el exterior.

Encontrar un jardín natural que funciona como centro, eje y corazón de la vivienda es el sueño hecho realidad de Egue y Seta, que convirtieron este sitio comercial en un hogar espectacular.

Luces y transparencias

En los 200 metros cuadrados en los cuales se emplaza la casa, sólo hay 10 metros de pared lineal que articulan todas las estancias necesarias en este loft lleno de luz y transparencias, totalmente desprovisto de todo objeto que pudiese irrumpir en su limpieza y claridad.

El pulmón verde da lugar a su izquierda a un amplio sector en el que se ubican el living, el comedor y la cocina. El gran sofá con forma de “U” que está empotrado en la planta inferior hace juego con el color gris cemento que lo rodea y es uno de los protagonistas del espacio. Detrás de él, ya en la altura superior, el comedor se alumbró por dos atajos de bombillas que también ponen el foco en una motocicleta de coleccionista perteneciente a la familia.

La cocina y el baño

Al fondo una cocina con alacena acristalada y de estilo industrial le aporta un carácter acogedor y sofisticado con sus superficies de acero inoxidable y madera.

En tanto, en la parte trasera del jardín se emplazan el baño y dormitorio principal con vestidor. Aquí no hay puertas, sino que todo son ventanas.

En la habitación, la cama y cabecero de diseño complejo resguardan un vestidor de líneas puras y tonos oscuros presidido por un espejo de camarín de cuerpo entero.

Para completar la vuelta y volver al punto de partida, un baño que es la auténtica “joya verde” de la casa gracias al acristalamiento que hace que parezca totalmente integrado en el jardín central.

(Fuente: revistaad.es)

arq.


Comentarios


200 m² con pulmón verde