2007, el año en que los chicos tocaron el cielo

Varios clubes se coronaron campeones por primera vez. Muchos "grandes" resultaron eclipsados y hasta descendidos.

Contra viento y marea, haciendo historia, varios equipos pequeños de América Latina se encontraron en 2007 con éxitos que le eran esquivos o, definitivamente, nunca habían tenido ni siquiera cerca, dejando atrás una estela de gigantes caídos y contra la lógica del dinero.

Lanús y Arsenal; Coronel Bolognesi y Universidad San Martín en Perú; el Atlante en México; Libertad en Paraguay y San José de Oruro en Bolivia, fueron algunos de los protagonistas en un año donde la sorpresa se convirtió en denominador común.

 

Poderoso a la "B"

 

Y si de asombro se trata bastará con dar una mirada a los resultados del inmenso torneo brasileño, el Brasileirao, que coronó al infaltable Sao Paulo y relegó a la segunda categoría al no menos gigante Corinthians, segundo equipo en lo que a hinchada se refiere, detrás de Flamengo.

Imprevista fue la estrepitosa caída del Corinthians, apenas dos años después de haber conquistado el Brasileirao. El 'Timao' tocó fondo deportiva y económicamente porque, además de su desliz dentro del campo, acumula deudas por 50 millones y sus principales dirigentes están acusados de lavado de dinero. El albinegro atravesó en 2007 un verdadero calvario y terminó recogiendo la mayor humillación de su historia.

A la hora de explicar ese mundo al revés donde la lógica faltó sin aviso, las palabras planificación, coherencia y humildad se hicieron presentes, junto a frases que evocaron el amor a la camiseta y la necesidad de poner el alma para alcanzar un objetivo.

Lanús alcanzó su primer título en Primera División en 92 años al ganar el Torneo Apertura. Pero así como Lanús se llevó los laureles, Tigre, otro club sin antecedentes de gloria en Primera, se quedó con el segundo lugar, mientras Arsenal hacía lo mejor de su historia en la Copa Sudamericana.

 

Esfuerzo vs. millones

 

Con sus millones de dólares mediante, México no fue la excepción y la gloria fue para el Atlante, uno de los equipos con menos recursos de la Liga mexicana. Todo el mundo esperaba un desenlace diferente y nadie en realidad creía en los "Potros", que para colmo habían abandonado su sede natural en el Estadio Azteca para mudarse al balneario de Cancún. Pero ganó las finales que debió disputar contra los Pumas para quedarse con el Apertura.

Real Potosí, San José y La Paz fueron destronaron a los grandes bolivianos para clasificarse a la Copa Libertadores. El más afectado por el impulso que tomaron estas tres modestas escuadras fue el Bolívar, infaltable en los torneos internacionales pero ahora tocado por una crisis institucional que lo ha puesto al borde del colapso.

En Perú, los cupos para la Libertadores fueron para el campeón San Martín, Bolognesi y Cienciano, tres equipos considerados chicos que relegaron a los tradicionales Alianza Lima, Sporting Cristal y Universitario.

San Martín ascendió a primera división en 2004 y tras cuatro años de exitosa campaña se coronó en 2007 campeón nacional. En segunda ubicación quedó Bolognesi de Tacna, campeón del Clausura, seguido de Cienciano del Cuzco, ambos equipos provincianos.

Si bien no alcanzaron a coronar gigantes esfuerzos, en Chile, Universidad de Concepción y en Colombia, La Piedad llegaron a las finales donde respectivamente cayeron ante Colo Colo y Atlético Nacional de Medellín. (AFP)


Comentarios


2007, el año en que los chicos tocaron el cielo