29 años, 11 meses y 27 días



BUENOS AIRES.- Carlos “Pipi” Garzon, acusado por el secuestro y crimen de Diego Peralta, fue condenado ayer a casi 30 años de prisión por el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata. La sentencia, conocida por la tarde, fue aplaudida por los asistentes de la sala, entre los que estaban los familiares y amigos del adolescente asesinado en agosto de 2002 en Berazategui. Garzon, señalado como el líder de la banda que secuestró al chico, fue condenado a 29 años, 11 meses y 27 días de cárcel. Lo declararon penalmente responsable de secuestro extorsivo y homicidio triplemente calificado. La Fiscalía y la querella habían pedido 37 años y medio de prisión mientras que el defensor de Garzon había solicitado la absolución por insuficiencia de pruebas. En el juicio anterior por el mismo hecho cinco hombres fueron condenados a perpetua y otros dos a 10 y 5 años de cárcel. (Agencias)


Comentarios


29 años, 11 meses y 27 días