30 barras coparon la oficina de Cantero

“Tengo miedo, pero no me van a torcer el brazo”, dijo el presi.



#

El titular de Independiente vivió 20 minutos desagradables en la oficina del club.

Javier Cantero fue amenazado ayer por un grupo de barras que irrumpió en su despacho de la sede social para exigirle la disponibilidad de entradas y micros, el permiso para guardar las banderas en el club y la renuncia de un miembro de su comisión. Cerca de 30 personas llegaron al edificio de Mitre 470, en Avellaneda, reclamaron que los atendiera el presidente de Independiente y ante la negativa, coparon la oficina para consumar el apriete en el marco de una disputa desatada desde que la actual dirigencia determinó eliminar las concesiones a la hinchada. El incidente, que duró unos 20 minutos y no registró agresiones físicas, se descomprimió con la llegada de una decena de policías de la comisaría primera que fue alertada por los empleados. “Tengo miedo pero no me van a torcer el brazo por coparme la oficina. Hasta 2014 (termina su mandato) voy a seguir diciéndoles ‘no’ a los barras”, afirmó Cantero. De acuerdo con el relato del dirigente, los violentos, liderados por el jefe Pablo “Bebote” Alvarez, “ingresaron por la fuerza y trabaron la puerta de entrada” para materializar sus reclamos en una discusión que registró “insultos de ambos lados”. Entre las exigencias, los barras exigieron que la dirigencia restablezca la disponibilidad de entradas y micros para los partidos, que permita guardar las banderas en el estadio u otro predio del club y que despida al gerente financiero, Raffaelle Rutigliano, en disconformidad con el sueldo que percibe. Afirmó que no dará “marcha atrás” en su decisión de combatir a la barra y garantizó la continuidad del “derecho de admisión”, tal como sucedió en el partido ante Banfield cuando el centro de una de las cabeceras del Libertadores de América lució con un “hueco”.

fútbol de afa

Gentileza/Infierno Rojo


Comentarios


30 barras coparon la oficina de Cantero