37 casos en 29 años





Con el de Corone ya son 37 los casos de dóping que se registran en el fútbol argentino desde que en 1975 los controles detectaron el primero al delantero de Banfield Juan Taverna, pero nunca antes hubo un jugador reincidente.

Es que si bien en la lista se consigna en dos oportunidades al futbolista del club Luján, de Primera C, Matías Coaraza, sus casos se registraron con una diferencia de 24 días (el 3 y 27 de junio de 2002), por lo que todavía no se había develado el primer positivo cuando ya se había concretado el segundo. Lo mismo ocurrió el 6 y 13 de julio de 1996 con el delantero de otro equipo de la Primera C -San Martín de Burzaco-, el paraguayo Juan Carlos Villagra Fretes, a quien en ambas ocasiones se le comprobó positivos de cocaína y fue suspendido por un año.

En cambio en este caso, los once meses de diferencia entre un episodio y otro implicarán, contraprueba mediante, dos sanciones diferentes.

En la primera -en abril del año pasado- cuando se detectó positivo de marihuana recibió tres meses de suspensión, mientras que por esta última podría recibir una sanción de hasta dos años.

Nota asociada: El 'Lobo' Cordone, acorralado por otro doping

Nota asociada: El 'Lobo' Cordone, acorralado por otro doping


Comentarios


37 casos en 29 años