A 8 años del crimen de Noema Acuña no hay detenidos por el caso



CUTRAL CO (ACC).- A 8 años del homicidio de Noema Acuña, sus familiares siguen buscando justicia. Lograron ser aceptados como querellantes y que se designe a dos personas de manera exclusiva a la investigación. Acuña era empleada en una inmobiliaria de Cutral Co. La última vez que la vieron, el 25 de octubre de 2002, salió hacia la oficina, aunque no trabajó: era feriado porque se festejaba el día del pueblo. No se sabe qué ocurrió luego. Su cuerpo fue encontrado en la meseta neuquina y su auto en Cipolletti. No hay detenidos por el crimen. Su sobrino, Pablo Hodola, y el resto de sus familiares, mantienen la esperanza que el caso se esclarezca y se de con el o los responsables del horrendo homicidio. Lo que cambió desde el año pasado es que fueron aceptados como querellantes. “Todo los trámites los hizo el abogado Ricardo Mendaña. Se revisó el expediente y surgieron nuevas líneas de investigación de las que hasta ahora no hubo resultados concretos”, indicó el familiar. Hodola dijo que las diligencias ordenadas por la fiscal Sandra González Taboada se realizaron en Cutral Co, Neuquén y alrededores, Cipolletti y Centenario. Por otra parte, informó que “la justicia asignó a dos oficiales que investiguen la causa y estén abocados directamente al caso”. A pesar del tiempo transcurrido los familiares no pierden esperanzas. “Nunca es suficiente, tratamos de estar en contacto con todo lo que implica la marcha judicial desde hace ocho años. Las visitas a la Fiscalía, al doctor Mendaña y esto significa trasladarnos hasta Neuquén. Cada vez que surge una medida hay que charlarlo con la familia y estar constantemente dispuestos y aprender a sobrellevar esta situación en la búsqueda de la justicia, y este periplo que parece que nunca se agota”, resumió Pablo.


Comentarios


A 8 años del crimen de Noema Acuña no hay detenidos por el caso