A caballo, cuidan la belleza natural de Las Grutas

Cuatro guardas recorren las playas

LAS GRUTAS (ASA)- Cuatro guardas ambientales recorren las playas cercanas a Las Grutas tratando de controlar las acciones de los visitantes que puedan ir en contra de la preservación de las bellezas y atractivos naturales que le dan sentido a la existencia de este centro de veraneo.

Durante la temporada anterior, se concretó la creación de este cuerpo de custodios del medio ambiente, que quedó bajo la responsabilidad de Karina Barón, su hermano Claudio, Gabriel Ñancuche y Facundo Barrera. En aquella oportunidad, los cuatro jóvenes dependientes de la municipalidad local, con conocimientos en la actividad turística y específicamente en la conservación de la naturaleza, se trasladaban en motocicletas ruteras hasta las Piedras Coloradas y allí permanecían, tratando de frenar las actitudes de los visitantes que pudieran ocasionar algún perjuicio al frágil ecosistema local.

Para este verano, en cambio, lo novedoso es que han incorporado otro medio de movilidad, que les permite recorrer los médanos con mayor eficacia, aunque es un poco lento en muchas ocasiones para tratar de dar alcance a los cuatriciclos que en contra de las normas vigentes circulan por el lugar.

Se trata de cuatro caballos que la comuna alquiló para que los guardias ambientales se trasladen hasta los dos lugares en los que pasan buena parte del día y allí desarrollen la tarea que la municipalidad les encomendó.

Los jóvenes se establecen separados en dos grupos. Dos de ellos se instalan en el sector conocido como e Centro Minero, donde la fragilidad del ecosistema está dada por la presencia cada año de miles de aves migratorias, que pasan por el lugar a recargar sus energías en medio de sus largas travesías que abarcan desde América del Norte hasta Ushuaia.

En el espacio intermarea existente, estos pájaros entre los que se encuentran chorlos, ostreros y playeros, se alimentan y descansan, por lo que es clave mantener la intangibilidad de un sitio que ha sido declarado de importancia internacional por ese motivo.

Karina destacó que la Bahía San Antonio es un Area Natural Protegida, lo que obliga a tomar los recaudos necesarios para conservar lo más saludable posible el medio ambiente que la circunda.

En las Piedras Coloradas, donde se establecen los otros dos, el resguardo está dirigido en primer lugar a la conservación de las rocas cuyo valor geológico es muy importante, ya que es una afloración de millones de años, que el feldespato y el granito tiñeron del particular color que las caracteriza.

También controlan que los médanos no sean agredidos, en particular por el tránsito de cuatriciclos, lo cual se ha transformado en las últimas temporadas en una constante difícil de resolver. Silbato en mano, los guardas repiten las consignas que están en la cartelería desplegada en distintas partes de la playa, muchas veces sin demasiado éxito. A pesar del esfuerzo, en reiteradas ocasiones la labor de los cuatro jóvenes se hace dificultosa. Aunque no lo dicen, hacerles conocer a los conductores de fourtrax acerca de la imposibilidad de transitar por la playa de las Piedras Coloradas, es una tarea muy complicada si no se cuenta con los medios adecuados.

Un fin de semana con varias dudas por el clima

LAS GRUTAS (ASA)- Desde el jueves por la tarde el ingreso de veraneantes a la villa ha sido incesante y se especula con que este fin de semana una multitud ocupará cada uno de los sitios de alojamiento disponibles. Eso, pese a los cortes de ruta que hasta ayer complicaban el paso de turistas del Alto Valle hacia la villa. "Estamos con algún retraso, pero igual los colectivos están pasando", indicaron en empresas de transporte que funcionan en Roca. "Los pasajeros están muy molestos y ya tuvimos varias devoluciones", completaron.

Más allá de esto, la preocupación en Las Grutas está relacionada con el tiempo, ya que después de los 34 grados del jueves, hubo una leve llovizna y por la noche el viento se convirtió en una pesadilla.

Hubo ráfagas cercanas a los 80 kilómetros por hora y la estadía en la playa durante el día no fue muy cómoda para los veraneantes.

Recién con la caída del sol, al atardecer de ayer, empezó a mejorar, pero el aire se mantuvo fresco y la temperatura no superó los 25 grados.

En caso de que el tiempo acompañe se calcula que los miles de visitantes se instalarán sobre cada centímetro de playa existente. De no ser así, afortunadamente, la villa cuenta ya con una importante oferta de actividades recreativas, excursiones y propuestas artísticas y culturales, suficientes como para que los veraneantes se entretengan.

También las comodidades de muchos de los alojamientos, en los que se ofrecen en la mayoría televisión por cable o satelital, una amplio parquizado y en muchos también piletas, de las cuales algunas son climatizadas, son atenuantes importantes. No obstante, el hecho de que a última hora de ayer menguara considerablemente el viento, hace que para este fin de semana sigan vivas las expectativas de que el tiempo sea una bendición y la playa grutense con sus aguas cálidas pueda disfrutarse a pleno.

Nota asociada: Verano 2004: La Feria de El Bolsón, una galería de arte al aire libre La seguridad, otro atractivo para captar a los turistas  

Nota asociada: Verano 2004: La Feria de El Bolsón, una galería de arte al aire libre La seguridad, otro atractivo para captar a los turistas


Comentarios


A caballo, cuidan la belleza natural de Las Grutas