A capa y espada, Zúñiga se aferra a la Convertibilidad





CIPOLLETTI.- El candidato a diputado nacional por el PJ rionegrino Ovidio Zúñiga defendió a ultranza el mantenimiento de la Convertibilidad. «Es intocable», dijo.

Y luego, con el explícito intento de meter una cuña entre los dos hombres fuertes del Movimiento Patagónico Popular, el candidato a diputado nacional por el PJ, Ovidio Zúñiga, dijo que «de ninguna manera» la postulación de Julio Salto por el MPP con la franja de Domingo Cavallo complica al PJ. «Lo de Salto complica el interior del Movimiento Patagónico Popular, porque si hoy dice que va a apoyar a Cavallo realmente está «saltimbanqueando» la política. En este caso el más coherente es Julio Arriaga, quien siempre aseguró que iba a apoyar a De la Rúa».

Con mucha confianza disparó a renglón seguido que en el país y en Río Negro va a triunfar la fórmula Eduardo Duhalde- Ramón Ortega.

Zúñiga estuvo ayer en Cipolletti -llegó una hora tarde porque vino en auto desde Bariloche y la ruta ameritaba precauciones- participando en el Sindicato del Hielo de una reunión con dirigentes y candidatos del distrito Alto Valle Oeste para ir configurando los comandos electorales locales. Estaban también el presidente del partido, Carlos Larreguy y el presidente de la Unidad Básica local, Adolfo García Barros.

En función de algunos temas con los que pivoteará de aquí en más rechazó la «pretendida intención» del radicalismo de reformar la Constitución de Río Negro porque el único objetivo «es seguir manteniendo en carrera» tanto a Pablo Verani como a Bautista Mendioroz.

«Y pensar que esto pasa en una provincia absolutamente desfinanciada, con una situación muy grave», reflexionó.

En un enfoque con críticas al adversario nacional del PJ, Zúñiga refgerenció que «la Alianza va a llevar al país a la devaluación. Nosotros en Río Negro y en el país sostenemos que la convertibilidad es intocable. Una devaluación, como quiere la Alianza, afectaría a todos los sectores, y en especial al trabajador, que tiene sus cuotas, y también lo afectaría en su salario, porque habría una notable reducción».

Ante una pregunta sobre si se sentía seguro en la campaña, y si contaba con el apoyo del sector que lidera Remo Costanzo, respondió: «no me preocupan las apoyaturas individuales desde el punto de vista de lo partidario, encasillados en alguna corriente (el costancismo) que yo respeto. El peronismo tiene un desafío tremendo: recuperar la mística. Y a partir de allí se van a encolumnar todos. Yo no soy de ninguna manera el eje del peronismo de Río Negro. Soy una expresión del peronismo intentando recuperarlo como corresponde».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
A capa y espada, Zúñiga se aferra a la Convertibilidad