“A cara de perro”...

...serán los superclásicos, según el Chori

#

Domínguez, ídolo de un River que volverá a jugar un superclásico después de caer en la B Nacional.

Como en la cancha, cuando encara rivales con la irreverencia del que se sabe crack, Alejandro Domínguez aclaró que se muere por jugar el superclásico. A diferencia del presidente Daniel Passarella y el DT Matías Almeyda (quienes alertaron ante posibles incidentes), el 10 de River tiró un “será a cara de perro” con Boca.

No siente vergüenza por pertenecer a un equipo de la B. Es consciente que existen peligros, pero su deseo es ferviente. Los superclásicos ( 25 de enero en Resistencia y el 29 en Mendoza). “Van a ser a cara de perro y no me los quiero perder. Se corre un gran riesgo, pero a mí siempre me gusta poner el pecho e ir hacia adelante. Si me toca jugarlo, lo juego”.

Luego redobló la apuesta: “Si River gana, a los de enfrente se les viene la noche. Puede salir bien o mal, pero son decisiones. Obviamente, hay mucho riesgo de jugar este partido. La gente se va a cruzar y puede ser un problema para la seguridad. En ese tema, no podemos entrar mucho, tiene que ver con la seguridad”.

El Chori, que durante sus vacaciones en Cariló sufrió un asalto, fue igual de tajante a la hora de hablar del objetivo de River en la B Nacional: “No se me cruza por la cabeza otra cosa que no sea ascender. Llegué en el peor momento de la historia del club. Es una gran mochila. Todo el grupo tuvo el compromiso para salir adelante y dar vuelta esta situación. Ojalá estuviéramos 5, 6 puntos arriba, pero esto no sucede”, explicó el ex Quilmes, quien regresará a las prácticas mañana junto a todo el plantel.

“Es ahora cuando tenemos que pisar el acelerador y trabajar más. Estamos en un semestre más que importante. Ni se me cruza por la cabeza la posibilidad de no ascender”, contó Domínguez.

Ídolo del club, primero porque quiso volver en el peor momento y resignó dinero, y segundo por el nivel que demostró, el Chori ofrece sacrificio y más sacrificio. “Cada partido será una final de verdad, un compromiso durísimo contra cada equipo que nos toque enfrentar. Se vio en lo que va del torneo y ahora se va a acentuar. Hay gente que dice que nosotros canchereamos, que sobramos, pero no es así”, aseguró.

Finalmente, el jugador de 29 años y con contrato hasta junio, desea retirarse en Núñez: para ello tendrá que negociar con Valencia, dueño de su pase. “Me encantaría retirarme en River. Mientras mi físico lo permita, seguiré. Cuando llegue el momento, veré lo que sucede. Ahora, sólo pienso en este semestre, que es más que importante y quiero prepararme a full para eso”, concluyó.

fútbol de afa


Comentarios


“A cara de perro”…