A cinco años del crimen de Teresa Rodríguez

En 1997 se llevaba a cabo la "segunda pueblada" en Plaza Huincul y Cutral Co. Una bala policial impactó en el cuello de la joven. Hasta ahora no pudo ser identificado el culpable.



PLAZA HUINCUL (ACC).- Hoy se cumplen cinco años del asesinato de Teresa Rodríguez, quien cayó al recibir una bala policial, pero hasta el momento la justicia no pudo identificar al asesino.

El elevado nivel de las pericias realizadas por científicos del Instituto Balseiro, no bastaron para distinguir el arma policial desde la que se efectuó el disparo mortal. Hoy, sus familiares la recordarán con una radio abierta a las 16 y una marcha de antorchas.

Hace cinco años, los vecinos de la comarca petrolera estaban inmersos en una nueva manifestación social.

La denominada "segunda pueblada", tuvo una jornada negra. Fue la mañana del 12 de abril cuando en un enfrentamiento entre manifestantes y policías provinciales, se produjo la primera víctima fatal.

Era Teresa Rodríguez, una muchacha de 26 años que permanecía cerca del puente sobre la ruta 17, quien recibió un disparo a la altura del cuello que le tronchó la vida. Otros dos vecinos también recibieron heridas de bala, pero por fortuna no fueron mortales.

La causa judicial que se abrió por el homicio sigue hoy su curso, aunque todavía no cuenta con elementos lo suficientemente fuertes para que la jueza Paula Stanislavsky realice un pedido de indagatoria sobre persona alguna.

Esta investigación tiene desde sus inicios, una batería de pericias cumplidas y entre ellas está la que realizaron los científicos del Instituto Balseiro de Bariloche

El estudio elaborado por Ernesto Martínez y Willy Pregliasco demostró que la bala que terminó con la vida de la muchacha de Huincul, partió del grupo de policías.

A pesar de la excelencia del examen que permitió, a través del sonido, tiempo y espacio, determinar con un alto grado de precisión la "zona geográfica" y el "momento" en que salió el disparo, no se logró individualizar al efectivo policial.

Faltan pruebas

La jueza dijo que con toda "la prueba requerida" no hay aún un grado de sospecha que amerite un llamado de indagatoria para una persona determinada. La causa sigue su curso y se aguarda el hallazgo de nuevos elementos que permitan sospechar sobre un individuo y entonces hacer el llamado a indagatoria.

Mientras tanto, hoy los familiares de Teresa la recordarán a cinco años de aquella mañana trágica. Miguel y Flor Rodríguez, renovaron su confianza en que se esclarezca el caso, a través del informe del Balseiro, cuyo método fue reconocido y aprobado por expertos del FBI.

"Esa es la esperanza más firme que tengo", dijo Miguel. Hoy a las 16 y con la presencia de los tres hijos de Teresa: Alejandra, Oscar y Jonathan, se reunirán en Carlos H. Rodríguez y Roca en Cutral Co para instalar una radio abierta.

Más tarde se encolumnarán para iniciar la marcha de antorchas que partirá rumbo a Huincul y terminará pasando el puente sobre la ruta 17 que lleva el nombre de Teresa Rodríguez. Allí se hará un sencillo acto.

Al quinto aniversario de este episodio adhirieron organizaciones de derechos humanos, la CTA, el gremio de los judiciales y además fueron invitados familiares de otras víctimas de casos impunes.

Se espera que un grupo de plásticos pinten un mural a muy pocos metros donde cayó muerta Teresa.


Comentarios


A cinco años del crimen de Teresa Rodríguez