A golpes y botellazos en pleno centro cipoleño

La madrugada cipoleña de ayer no fue para nada tranquila.

CIPOLLETTI (AC).- Los vecinos de la zona céntrica de Cipolletti están cansados de los ruidos molestos y los desórdenes que ocurren en la madrugada en proximidades de los pubs. En la madrugada de ayer fue el colmo: unos 30 jóvenes se enfrentaron a golpes y botellazos en la calle Irigoyen, a metros de la municipalidad. La presencia policial logró dispersarlos y por milagro no hubo lesionados graves. Tampoco detenidos.

Según relataron los vecinos el incidente comenzó con insultos verbales entre dos grupos de muchachos, uno de Cipolletti y otro de Roca, que habían estado en un pub de calle Irigoyen.

Los golpes, gritos y corridas alertaron a los vecinos de los edificios del centro, quienes presenciaron el lamentable episodio que se extendió durante varios minutos, hasta que llegó la policía. «Se revolcaban por la calle y las veredas, tirándose sobre los autos estacionados», dijeron algunos testigos.

Los vecinos que pudieron ver la escena dijeron que uno de los jóvenes sufrió un golpe en la cabeza, aparentemente producto de «un botellazo».

La gente de las inmediaciones no dejó de expresar su malestar por lo sucedido. Durante la mañana de ayer se comunicaron a LU19 para exigir «que alguien se haga cargo de las bandas de pibes que a la salida de los pubs provocan destrozos y mucho ruido».

El nuevo jefe de la comisaría Cuarta, José Dutra, informó que el hecho ocurrió cerca de las 3,30 de ayer. «En principio fueron agresiones verbales y luego lesiones físicas hacia un grupo de chicos que aparentemente vendrían de Roca», comentó.

Dutra precisó que el incidente lo protagonizaron un grupo de chicos de unos 10 integrantes y otro que lo enfrentó que superaban las 20 personas, según la denuncia contravencional que recibieron en la comisaría Cuarta.

En el pub había un efectivo de custodia pero no pudo hacer nada ante la gran batahola. Por eso se comunicó con la unidad policial del centro y pidió refuerzos.

La presencia policial «evitó un problema mayor pero la mayoría de los agresores se dieron a la fuga», dijo el comisario.

«Sabemos que existe un persona lesionada en el cuero cabelludo», expresó. Además, dijo que pudieron identificar a uno de los individuos agresores, pero no lograron aprehender a ninguno. «Se desbandaron hacia distintos lugares y no teníamos una información certera de quiénes eran los agresores y los agredidos», reconoció el jefe policial.

Dutra recién se hizo cargo ayer de la comisaría Cuarta. De todos modos anticipó que a raíz de este hecho están evaluando qué medidas adoptarán en forma conjunta con las distintas unidades para prevenir incidentes.

En tanto, Jorge Badillo, vecino del lugar, se quejó por los desórdenes y la falta de respuestas. «Hoy (por la madrugada de ayer) fue el máximo. ¿Estamos esperando a que pase una desgracia?», se preguntó.

«Siempre llegamos tarde cuando hay que solucionar los problemas. Esto ya es intolerable. Ya no se puede vivir. La jueza de faltas del municipio se echa la culpa con la policía y la policía a la jueza de falta. Yo vengo haciendo llamadas al municipio y a la policía y nadie da una solución. No puede ser que tengamos una confitería en pleno centro, que tenga un patio donde hay 300 personas gritando, tocando bocina. Va a pasar un desgracia. Yo lo vengo previniendo hace rato», advirtió.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora