A juicio por hacer pintadas contra Sobisch





NEUQUÉN (AN).- El juez Oscar Domínguez de Zapala elevó a juicio oral el caso de cinco militantes de la CTA acusados de pintar paredones con la leyenda “Sobisch 100% asesino” y otras inscripciones del mismo tono, luego del asesinato del maestro Carlos Fuentealba en 2007. Uno de los militantes que irá a juicio es Mario Ángel Alonso, que al momento de realizar las pintadas era parte de la conducción del gremio judicial (Sejun). En Chos Malal los jueces se excusaron de estar al frente del caso, precisamente por la condición de Alonso de empleado judicial, según dijo su abogado, Federico Egea. “La policía labró un acta, no individualizó a los militantes. No dicen quiénes realizaron las pintadas. La policía inició las actuaciones en base lo que hicieron los propios policías. Nunca hubo detenciones”, dijo Egea ayer, en diálogo con “Río Negro”. En este contexto, el abogado ya pidió la nulidad de las declaraciones testimoniales. En el escrito donde lo solicita, Egea sostiene que “los testimonios tomados por el ministerio público se limitan a sostener que junto a una pared pintada había un grupo de personas, las que pese a estar con gorros y bufandas, fueron identificadas”, y agrega que “nada aportan estos testimonios en relación a quién realizó las pintadas puesto que sólo se afirma que un grupo de personas estaban realizando pintadas, sin individualizar la autoría directa y sin especificar cuantas personas había en el lugar”. En el escrito plantea que las leyendas fijadas con aerosol sintético en edificios públicos son parte del “legítimo derecho constitucional a peticionar ante las autoridades y de manifestarse públicamente”.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
A juicio por hacer pintadas contra Sobisch