A los 64 años, Yolanda Carrasco espera aprender a leer y escribir

Quiere mandar una carta "por



NEUQUEN (AN).- “Quise escribir muchas veces una carta y no podía”, lamenta Yolanda Carrasco. Tiene 64 años y sonríe con tanta naturalidad que contagia con su alegría. Yolanda comenzó a concurrir hace 3 años a la escuela que la Fundación Hueche sostiene en la colonia rural Nueva Esperanza, ubicada en la meseta a unos diez kilómetros del centro de esta capital, con la intención de aprender a leer y escribir.“No quería andar pidiéndole a nadie, ni rogando que me hagan una carta”, explica. Hoy está cerca de concretar su sueño y redactar esas líneas que anhela enviarle a unos pastores de Buenos Aires. “Por necesidad espiritual”, dice. (Ver aparte) Yolanda supera, con esfuerzo y lentamente, las sombras del analfabetismo. Quiere salir de la frialdad de las estadísticas que advierten que en la provincia viven 12.814 personas mayores de 10 años, que no saben leer ni escribir, según el censo nacional de 2001. La cifra equivale a la población de Chos Malal. Neuquén registra una tasa de analfabetismo del 3,4%, mientras que la media nacional es de 2,6%. El dato salió una vez más a la luz, cuando el ministro de Educación de la Nación, Daniel Filmus, visitó la provincia para poner en marcha el plan nacional de alfabetización. Pero el problema quedó atrapado en una polémica electoral que opacó el debate y la búsqueda de propuestas para superarlo en conjunto. Las cifras reflejan una fotografía que no se observa en los informes oficiales de la provincia. Y hasta el momento son las únicas estadísticas vigentes para percibir la tasa de analfabetismo, porque el Consejo Provincial de Educación no realiza ese tipo de mediciones, indicó Jorge Caliani, de la dirección de planeamiento educativo. El funcionario señaló que la provincia tiene registrada la población escolarizada, pero no la que está excluida del sistema. Ese dato, agregó, se conoce por los censos nacionales. La provincia alcanzó el año pasado una matrícula de 174.831alumnos en el sistema formal, de acuerdo con el informe que difundió el 1 de mayo el gobernador Jorge Sobisch, en la Legislatura. En 2003, la población escolarizada había sido de 171.588 estudiantes, sin mencionar los índices de desgranamiento y los chicos repetidores. Además, el presupuesto educativo se ha incrementado en forma sostenida. En abril, el diario La Nación señaló que la provincia destina 2.472 pesos por alumno, que es el primer lugar en inversión educativa en el país. Los números oficiales señalan que en 2004 la provincia asignó 447 millones de pesos al sector. Y este año tiene 510 millones de pesos en el presupuesto. Sin embargo, Neuquén se ubica en el décimo lugar en la la escala que mide el analfabetismo en el país. Las provincias del noroeste argentino son los casos más preocupantes. Neuquén está debajo de Río Negro, que registra 3,8%, pero la superan el resto de las provincias patagónicas. Y deberá remar bastante para alcanzar los índices que tienen, por ejemplo, la ciudad de Buenos Aires ó Córdoba. Pero también es cierto que el analfabetismo viene disminuyendo vertiginosamente en la provincia. En 1960, según los datos del INDEC, Neuquén acumulaba una tasa del 19% y en 1991 había descendido al 5,3%. La ex directora de educación de adultos del CPE, Patricia Ruiz, señaló que para revertir los índices de analfabetismo “tiene que haber un proceso”. En la provincia “quizá se avanza lento, pero se va incluyendo”. El censo advirtió, además, que de las 12.814 personas analfabetas de la provincia, más del 80% de tienen más de 40 años. Ruiz aseguró que “nunca se desatendió la educación de adultos en la provincia”. Es más, dijo que Neuquén “tiene una larga historia” en el tema. De todos modos advirtió que la provincia es parte de “un país en crisis y que la educación es clave porque permite que podamos hacer inclusión social”. Las estadísticas demostraron la distancia entre los departamentos neuquinos menos poblados, que viven de la producción rural, y los que concentran los grandes centros urbanos. Catan Lil es el caso más preocupante. Allí viven 1.940 personas de las cuales 376 son analfabetos, lo que representa un 19,4%. En el departamento Minas hay 588 personas sin instrucción elemental, lo que equivale al 11% de la población. Se trata de regiones donde existen localidades pequeñas, con economías elementales sustentadas por crianceros. La contracara es Confluencia con 2,2%: Neuquén, Plottier, Cutral Co y Plaza Huincul, Senillosa, Centenario, entre otras, con más de la mitad de la población.

Jorge Villalobos

Notas asociadas: Marina concurre a clases con su beba de diez meses Se cansó de pedirles a sus vecinos que la ayudaran a redactar

Notas asociadas: Marina concurre a clases con su beba de diez meses Se cansó de pedirles a sus vecinos que la ayudaran a redactar


Comentarios


A los 64 años, Yolanda Carrasco espera aprender a leer y escribir