A Los Angeles para convencer a José

Los futbolistas que juegan en el país y una buena chance en la albiceleste.




El 'renovado' seleccionado argentino que eligió José Pekerman para afrontar el compromiso amistoso de mañana ante México llegó ayer a Los Angeles con las expectativas resumidas solamente a este partido, ya que difícilmente alguno de sus integrantes vaya a tener futuro en el equipo nacional.

Esto significa que el entrenador conformó un plantel "para cumplir", con algunos jugadores experimentados a nivel clubes y con camisetas "pesadas", como para no pasar papelones ante el conjunto dirigido por el argentino Ricardo Lavolpe. Por eso también es que a Pekerman se lo empezó a calificar desde hace un tiempo a esta parte como un entrenador "políticamente correcto", que no pone escollos "hacia dentro" cada vez que hay que hacer convocatorias. Y una clara prueba de ello es la nómina de citaciones para este encuentro frente al representativo azteca, del que bajó a último momento a Luis González a requerimiento de River, que no quería a tantos jugadores de su equipo en el seleccionado, más allá de que no tengan esta semana compromisos coperos por delante.

Esta característica de Pekerman, un auténtico hijo pródigo de Julio Grondona, obviamente que choca rápidamente y notoriamente con las gestiones de sus antecesores, y no solamente con la del inmediato, Marcelo Bielsa, sino con otros que lo precedieron.

Es que no fue justamente Daniel Passarella un obsecuente del poder ni mucho menos. Lo mismo cabe para Alfio Basile y también, más allá en el tiempo, con César Luis Menotti.

El más parecido a Pekerman por su funcionalidad para con la dirigencia de AFA fue Carlos Bilardo, el único al que Grondona siempre reconoció que le abriría nuevamente las puertas del selec

cionado si hiciera falta.

Ni siquiera Carlos Bianchi, postulado por la opinión pública pero descartado por Grondona, da ese perfil de "empleado ejemplar", porque de haber sido designado, seguramente el 'Virrey' hubiese elegido el mismo camino independiente que Bielsa, Passarella, Basile y Menotti en su relación con "los de arriba". De hecho, ya lo hizo con Mauricio Macri y sus allegados en Boca. Porque si bien podría argumentarse que su carrera al frente del equipo mayor albiceleste no tiene antigüedad, es imprescindible aclarar que durante mucho tiempo ya Pe

kerman ejerció un cargo de coordinador de selecciones nacionales con Bielsa como técnico. Un cargo sin antecedentes y sin futuro, creado exclusivamente para él.

Tan "sin antecedentes y sin futuro" como la mayoría de los convocados para este "partido de la madrugada", tanto por lo inoportuno del calendario (más allá del beneficio económico para las arcas de AFA, con 350.000 dólares de recompensa) como por el horario de realización para Argentina (la 1 del jueves).

Y si no, basta con hacer un repaso de los integrantes del plantel: Germán Lux, Javier Mascherano, Víctor Zapata y Eduardo Tuzzio (River), Oscar Ustari y Federico Insúa (Independiente), Lucas Castromán, Rolando Zárate y Fabricio Fuentes (Vélez), Lisandro López, Cristian Grabinski, Sebastián Romero y Diego Crosa (Racing). Más Daniel Díaz y Martín Romagnoli (Colón), Maximiliano Velázquez y Mauricio Romero (Lanús), Fernando Belluschi (Newell's) y Rodrigo Palacio (Boca).

De estos 19 jugadores, con toda seguridad ninguno de ellos estará presente el próximo 26 de marzo en La Paz, cuando Argentina sí juegue por los puntos ante Bolivia. Porque allí estará en juego lo que importa realmente: la clasificación para Alemania 2006.

Y este equipo de 'cabotaje' ya no tendrá pista para aterrizar.

Lavolpe, concentrado

El entrenador de la selección mexicana, el argentino Ricardo Lavolpe, concentró a 18 jugadores, entre los que destaca el regreso de Cuauhtémoc Blanco, para el amistoso que disputará frente a Argentina en Los Angeles.

Los citados son: Oscar Pérez, Moisés Muñoz Rodríguez (arqueros); Héctor Altamirano, Gabriel Briseño, Hugo Guerrero, Carlos Salcido, Francisco Pinedo, Ricardo Mendoza, José Carmona (defensores); Ramón Morales, Pavel Pardo, Antonio Naelson, Israel López y José Rafael García (volantes); Omar Bravo, Cuauhtémoc Blanco, Jared Borguetti y José Fonseca (delanteros).

Este encuentro amistoso será el último de México antes de enfrentar a Estados Unidos el 27 de marzo, en un partido por la segunda fecha del hexagonal final de las eliminatorias de la Concacaf para el Mundial de Alemania.

Una vez más, Lavople jugará un partido especial con Argentina, equipo que le despierta un fuerte sentimiento por ser argentino y campeón del mundo en el '78.

Héctor Laurada (Télam)


Comentarios


A Los Angeles para convencer a José