A Manganaro le preocupa la oposición del obispo

Se lo hizo saber mediante una carta hecha pública ayer por el Boletín de Prensa de la Gobernación. En una entrevista previa con "Río Negro", Melani había calificado la reforma de "represiva". El ministro de Seguridad y Trabajo de Sobisch le contestó que había tomado "una posición política basada en versiones que falsean la verdad". Lo invitó a dialogar.




NEUQUEN (AN)- El ministro de Seguridad, Luis Manganaro, le envió una carta al obispo Marcelo Melani para expresarle su "preocupación" porque se opone a la modificación de la ley 2302, de protección Integral del Niño y el Adolescente. Lo invitó a dialogar "una vez que esté finalizado el anteproyecto de reforma" que impulsa el Ejecutivo.

Además, con ligero tono de reproche, Manganaro le señaló al obispo que nunca lo escuchó alzar su voz en defensa de los damnificados por delitos cometidos por menores.

La carta del ministro fue hecha pública ayer a través del Boletín de Prensa de la Gobernación neuquina.

Es la segunda que le envía, pero el texto de la anterior no se conoce. Está relacionada con las declaraciones del obispo Melani a "Río Negro" el 8 de julio pasado, críticas hacia la reforma de la ley 2.302.

Manganaro inicia su carta señalando que "nuevamente me dirijo a usted como Pastor de la comunidad neuquina, tanto en mi condición de miembro de su 'rebaño', como en la función de Ministro de Seguridad".

"Como oportunamente le escribiera, creo fervientemente en la necesidad de contar con visiones, gestos y palabras de un Padre y Pastor que contribuyan a iluminar la realidad desde los valores del Evangelio. Creo también que dichas reflexiones debieran comprender "toda" la realidad y no parcializar sus aspectos. Y humildemente entiendo que en esta ocasión -según la versión periodística-, la palabra del Obispo expresa una toma de posición política basada en versiones que falsean l verdad de lo expresado por mi persona y del proyecto impulsado por la cartera a mi cargo", añade la carta.

Le dice Manganaro al obispo que "en mi anterior comunicación epistolar con usted, le refería mi deseo de mantener un diálogo dinámico y enriquecedor con su persona, cosa que lamentablemente al día de hoy no ha ocurrido. Y me llama la atención que en dicha nota usted se refiera con respecto a mí a 'no tener miedo al diálogo', cuando nunca me lo ha propuesto directamente. Además, Monseñor, creo que el verdadero espíritu del debate, es la sincera búsqueda de la verdad basada fundamentalmente en el respeto, y no la defensa de intereses ideológicos y sectoriales que se montan en un contexto de tribuna condenatoria y hostilidad manifiesta".

Señala también que "los distintos sectores que critican la iniciativa de modificación de la ley se han dedicado más a imputarme conductas o actitudes "represoras" –y nuevamente lamento que usted se haya sumado a ello-, que a indagar sinceramente cuáles serían dichas modificaciones y en qué contribuirían a mejorar la actual situación".

"Además, y lo que es más importante, hasta el momento no se ha alzado una voz, tampoco la suya, en defensas de las víctimas de la violencia juvenil, máxime cuando en muchos casos son otros jóvenes y niños que también tienen derecho, y me animo a decir que más aún, que los que perpetran los delitos, dado que son inocentes de toda inocencia. Yo no quiero ni voy a rehuir al deber de conciencia que siento frente a ellos de intentar defenderlos y protegerlos con todos los medios a mi alcance".

Manganaro aclara que "no es mi deseo polemizar sino sumar en la búsqueda de mejorar la calidad de vida y de seguridad que nos merecemos todos los neuquinos, pero no puedo dejar de sentir una parcialidad en sus dichos que se hace más dolorosa por cuanto viene de una figura a la que considero como padre en la fe. Es por eso que quisiera invitarlo, una vez que esté finalizado el anteproyecto de reforma de la ley, a que podamos reunirnos y me permita explicarle en persona, las alternativas propuestas en el mismo, y el por qué del deseo de reformarla".

Lo que dijo Melani

NEUQUEN (AN)- Estas son algunas de las definiciones que dio el obispo Melani en la entrevista con "Río Negro", y que motivaron la carta del ministro Manganaro:

• "Los cambios en una ley son oportunos cuando se puede observar que después de implementarla ésta no sirvió. Pero en este caso la norma no se aplicó en su totalidad sino en forma parcial. Habría que aplicarla de verdad para luego evaluar los resultados. Y esta es una responsabilidad del poder Ejecutivo pero que hasta ahora no cumplió".

 

• "Habría que preguntarle al gobierno si cree que con más prisión va a contribuir a la recuperación de los chicos y a resolver la inseguridad".

 

• "El eje del debate sobre la reforma debería girar en torno a los jóvenes, las problemáticas que padecen y las posibles formas de ayuda hacia ellos".

 

• "Un gobierno que convocó a tantas mesas de diálogo no debería tener miedo de discutir este tema, sobre todo cuando las modificaciones a la ley fueron propuestas por el Poder Ejecutivo. Esta es la mejor herramienta para encontrar un camino para la solución dentro de la democracia".

• La reforma "es un medida represiva porque la prisión en sí mismo lo es. Y se está aplicando a alguien que no está condenado ni juzgado".

NEUQUEN (AN)- Estas son algunas de las definiciones que dio el obispo Melani en la entrevista con "Río Negro", y que motivaron la carta del ministro Manganaro:

• "Los cambios en una ley son oportunos cuando se puede observar que después de implementarla ésta no sirvió. Pero en este caso la norma no se aplicó en su totalidad sino en forma parcial. Habría que aplicarla de verdad para luego evaluar los resultados. Y esta es una responsabilidad del poder Ejecutivo pero que hasta ahora no cumplió".

 

• "Habría que preguntarle al gobierno si cree que con más prisión va a contribuir a la recuperación de los chicos y a resolver la inseguridad".

 

• "El eje del debate sobre la reforma debería girar en torno a los jóvenes, las problemáticas que padecen y las posibles formas de ayuda hacia ellos".

 

• "Un gobierno que convocó a tantas mesas de diálogo no debería tener miedo de discutir este tema, sobre todo cuando las modificaciones a la ley fueron propuestas por el Poder Ejecutivo. Esta es la mejor herramienta para encontrar un camino para la solución dentro de la democracia".

• La reforma "es un medida represiva porque la prisión en sí mismo lo es. Y se está aplicando a alguien que no está condenado ni juzgado".


Comentarios


A Manganaro le preocupa la oposición del obispo