A moverse más



#

Quienes se mueven poco deberían cambiar sus hábitos a partir de los 50.

CHICAGO (AP).- Las relaciones sexuales y el ejercicio físico pueden ocasionar ataques cardíacos en personas mayores que no practican con frecuencia el uno o el otro, según un nuevo análisis. El riesgo es bajo, pero es una excelente advertencia de que las personas que se mueven poco deberían cambiar gradualmente sus hábitos de ejercicio, especialmente a partir de los 50 años. La gente que hace ejercicio físico con regularidad tiene un riesgo mucho menor de sufrir ataques cardíacos inmediatamente después de una actividad sexual o física, dijo su autor, el doctor Issa Dahabreh, del Centro Médico Tufts, en Boston. “Sería muy negativo que alguien pensara que nuestra investigación quiere decir que la gente no debe hacer ejercicio físico”, dijo Dahabreh. “De cualquier forma, se trata del caso contrario”. El análisis, publicado ayer en la revista Journal of the American Medical Association, combina los resultados de 14 estudios en los que participaron más de 6.000 pacientes. En el estudio participaron solamente personas que tuvieron ataques cardíacos debido a una dolencia. El estudio tiene como fin aclarar “por qué se producen los ataques cardíacos”. La actividad física y las relaciones sexuales aumentan el riesgo de un ataque cardíaco por un factor de tres, según el análisis de los resultados. El ejercicio aumenta el riesgo de una parada cardíaca súbita casi en cinco veces. Empero, los investigadores no descubrieron una relación entre las relaciones sexuales y una parada cardíaca súbita.


Comentarios


A moverse más