A Neuquén le hacen falta 25.000 árboles



Pese a que el municipio cuenta con un vivero, la ciudad tiene un importante déficit de forestación. Muchas de las nuevas construcciones no tienen previstas plantas en sus veredas.

NEUQUEN (AN).- Hacen falta 25.000 árboles para forestar la ciudad de Neuquén, pero el vivero municipal está abandonado y no entrega plantas pese a que una ordenanza obliga a los vecinos a arbolar el frente de las casas.

El incumplimiento por parte de los frentistas de la obligación de plantar árboles es castigado con multas de 50 y 1.000 pesos.

La paradoja fue eje ayer de un debate legislativo, que desnudó otra realidad, la de Parque Norte, un pinar plantado en medio de la meseta, que agoniza nuevamente porque otra vez "no funciona" el bombeo para riego.

En la administración anterior el bosque estuvo en riesgo de colapso.

La discusión en el recinto barajó también la responsabilidad del municipio y de los vecinos de conservar las especies y mantener los espacios verdes.

Por esta razón, al proyecto original de la Alianza de solicitar un plan de control y de cumplimiento de la ordenanza que exige a los frentistas plantar árboles en las veredas, se agregó un artículo que obliga al municipio a entregar a los vecinos dos ejemplares "como mínimo".

A cambio, los vecinos deben conservarlos, extirpar los yuyos y las malezas de las aceras.

El debate fue abierto por el concejal Juan Dutto (Alianza) tras dar cuenta de que "especialmente en el centro y en edificaciones nuevas, no se ha dejado el lugar obligatorio para el plantado de árboles en las veredas".

Advirtió que "en muchos lugares, lucen árboles secos por falta de riego y cuidado o se encuentran los espacios sin plantar".

Con ese sostén, presentó el proyecto que recuerda a la municipalidad la obligación de hacer cumplir las normas y acto seguido aportó un cronograma de acciones que pasan por relevar las veredas, notificar a los vecinos infractores, multarlos en caso de no responder positivamente tras un tiempo prudencial y realizar por cuenta del contribuyente el plantado omitido.

Durante la administración anterior fueron relevadas las veredas, manzana por manzana, de Neuquén para determinar el requerimiento de arbolado urbano.

En ese entonces, el estudio arrojó la falta de aproximadamente 15.000 árboles para completar la forestación urbana. El justicialista Rubén Roussillón actualizó ayer el número en 25.000.

El concejal recordó que los frentistas están obligados a plantar por los menos dos árboles en las veredas pero al mismo tiempo criticó el desempeño del área responsable del mantenimiento de los espacios verdes de la ciudad.

La pelota quedó picando y la tomó el concejal José Martínez, del Partido Municipal, que recordó que el gobierno local no respondió aún al pedido de informes por el estado de abandono en que cayó el vivero, que hasta hace dos años fue el principal proveedor de ejemplares para veredas.

El debate derivó en un futuro pedido a la intendencia para la elaboración de un proyecto de riego para espacios verdes, propuesto por el aliancista Carlos Vidal. Fue el concejal quien dio cuenta de lo "mucho que cuesta" mantener las plazas y parques por falta de agua apta para riego, y también del estado crítico de Parque Norte, por deficiencias en el sistema que bombea agua del río a la meseta.

Roussillón, por su parte, remozó su iniciativa de compensar a la provincia parte de la deuda por un "buen plan forestal" para la ciudad.


Comentarios


A Neuquén le hacen falta 25.000 árboles