A pesar de estar detenido, el abogado Galiano sigue atendiendo causas

Se encuentra procesado y detenido en el Penal 1 de la capital rionegrina y no está inhabilitado por el Colegio de Abogados de Viedma para ejercer.

#

Galiano sigue ejerciendo desde la cárcel.(Foto: Archivo )

Un abogado procesado y detenido en el Penal provincial N°1 de esta capital sigue atendiendo causas, a pesar de estar privado de la libertad. Se trata de Ignacio Galiano procesado y detenido desde el 18 de agosto pasado en el marco de la investigación por el incendio intencional en Tribunales y a quien se le imputa la presunta autoría intelectual del hecho.

Esta condición de estar privado de la libertad coloca a sus representados en una situación de defensa prácticamente ficticia, teniendo en cuenta que el letrado no puede -por su situación de encierro- participar de audiencias y ejercer como corresponde la representación de su cliente, quien además paga por ser defendido, en el caso de contratar un abogado privado.

En el fuero laboral varias son las presentaciones que firma el abogado y que son acercadas a la Cámara por sus familiares directos o allegados, según pudo corroborar este diario. También presenta escritos personales en la causa en la que está procesado y en la que el juez de Ejecución Penal, Ignacio Gandolfi, no le aceptó la autodefensa. Pero presentar escritos es un derecho que tiene cualquier interno. Representar a terceros es otra cosa.

Sucede que, en realidad, Galiano no está inhabilitado por el Colegio de Abogados de Viedma para ejercer su profesión. El 22 de agosto pasado luego que el letrado fuera detenido, la entidad que agrupa a los abogados lo suspendió por 30 días -no por el incendio- sino por un hecho ocurrido en noviembre de 2014, en el marco de la investigación del homicidio de Karen Alvarez de 14 años.

En ese momento Galiano defendía a Carlos Mobilio -uno de los dos imputados- y difundió un video en su cuenta personal de Facebook en el que apareció su defendido en el lugar de detención enviando un mensaje.

La grabación no estuvo consentida ni autorizada por el juez de la causa y el Colegio de Abogados lo suspendió pero -hasta el momento- no tomó ninguna decisión en torno al procesamiento y detención por el grave hecho del incendio intencional.

Esos 30 días de suspensión impuestos ya vencieron y Galiano retomó la representación de sus clientes, desde el penal, en el marco de un hecho insólito que en nada beneficia al justiciable y mal habla del desempeño del Colegio de Abogados que además no ha tratado otras causas pendientes del mismo letrado. Ni siquiera por el incendio nada menos que en Tribunales, el lugar en el que sustentan el ejercicio de la profesión nunca se manifestaron sobre el proceder de su afiliado, a pesar de los planteos de los mismos jueces de las causas.


Comentarios


A pesar de estar detenido, el abogado Galiano sigue atendiendo causas