¿A qué juegan en Argentina?





#

juan mocciaro jmocciaro@rionegro.com.ar

La extraordinaria campaña de Tigre expone como pocas veces se vio al fútbol argentino y sus incongruencias, esas que pretende esconder debajo de su gran alfombra en nombre de la emoción de un torneo corto y la justicia del promedio para dirimir los descensos. ¿Cómo se explica el fenómeno Tigre? O más aún: ¿cómo le explica el fútbol argentino al mundo que un equipo puede ser campeón y a la vez irse al descenso? ¿Cómo es posible ser el mejor y el peor a la vez? Tigre es, ya mismo, la noticia futbolística del año, sea o no campeón. Más que el inminente ascenso de River a Primera División. El equipo de Victoria dio una lección de fútbol: le enseñó a todos cómo se juega para no descender. Tigre comenzó la temporada con 82 puntos, 17 menos que San Lorenzo (99) y ¡38! menos que Banfield. Hoy, 37 partidos después, Tigre está dos puntos encima de Banfield y cuatro arriba de San Lorenzo. Tigre está a muy poco de salvarse de todo lo que tenga que ver con el descenso y de ser campeón, todo a la vez. Algo que sólo es posible en un sistema de competencia como el que regula el fútbol argentino. Pero no sólo en este aspecto Tigre pone en evidencia más de un absurdo que gobierna el fútbol argentino. ¿Cómo es posible que un equipo que trabajó para no descender sea campeón? ¿Dónde están aquellos que sí se prepararon para serlo? ¿A qué jugaron los candidatos para que Tigre y Arsenal, otro equipo que arrancó comprometido con la permanencia, estén a nada de jugar una final por el campeonato, si es que ganan y empatan en la cima la próxima fecha? Y a todo esto, ¿quiénes eran los candidatos de este torneo? Ayer se supo que la AFA no le quitará el título a Tigre si, al mismo tiempo de consagrarse, se fuera al descenso. Lo contrario habría sido el acto final de un sinsentido sólo posible en nuestro viejo y querido fútbol argentino.

río suelto


Comentarios


¿A qué juegan en Argentina?