A tono con la tendencia

<b>Con escasas emociones arrancó la Copa. Paraguay y Ecuador dieron una nueva muestra de ello.</b>

#

Encuentro de argentinos nacionalizados: Barrios busca el escape ante Araujo. Hubo reparto de puntos en Santa Fe.

AP

“Se está haciendo difícil’’, comentó resignado el paraguayo Nelson Haedo Valdez. “Estamos todos en un mismo nivel’’.

“Nos va a costar, nadie te regala nada. Todos corren y meten’’, acotó Néstor Ortigoza, el volante de San Lorenzo naturalizado guaraní.

Después de la primera jornada de acción, la pizarra del Grupo B apenas si sufrió alguna alteración. Después del decepcionante empate sin goles de Brasil ante Venezuela (ver pag. 4), Paraguay no pudo reafirmar con su favoritismo y también se quedó con los gritos atragantados ante Ecuador.

“Argentina no pudo con Bolivia, Brasil no pudo con Venezuela. El fútbol está muy parejo y por eso no pudimos debutar con una victoria ante Ecuador, pero me parece que merecimos ganar”, Ortigoza, además, rechazó que Paraguay esté entre los favoritos: “Los candidatos son Argentina y Brasil”, dijo.

El 0-0 final se debió en parte a la buena actuación del arquero Marcelo Elizaga, que mantuvo a los ecuatorianos en partido. Los de Raúl Rueda dominaron por momentos, especialmente a partir de la media hora, pero Paraguay fue mucho más punzante y exigió constantemente al ‘1’, quien fue la figura del encuentro.

El arquero ecuatoriano tapó un tiro a quemarropa a los 13 minutos de Edgar Barreto tras una gran jugada de Néstor Ortigoza por la zona izquierda, desvió un remate de Roque Santa Cruz y volvió a lucirse ante un disparo desde cerca de Ortigoza llegando a los 19’.

En el complemento tuvo una intervención providencial ante un frentazo abajo de Santa Cruz y también gozó de una dosis de fortuna, cuando Marcelo Estigarribia remató afuera después de una buena jugada de contragolpe de Santa Cruz.

Ecuador, en el que el volante de Manchester United Antonio Valencia pasó inadvertido, también estuvo cerca del gol. Una gran jugada de Cristian Benítez, quien luego de una espectacular apilada, enfrentó mano a mano a JVillar promediando el primer tiempo pero hizo una de más, el balón le quedó largo y no pudo rematar.

Mientras que Paraguay atacó por los flancos y buscó el centro al área, Ecuador generó riesgo mayormente con tiros de larga distancia, incluido uno bajo de Segundo Castillo desde unos 20 metros que se fue besando un poste y un bombazo de Michael Arroyo que salió alto.

Gerardo Martino, el DT argentino que entrena a la albirroja, intentó quebrar la defensa ecuatoriana con el ingreso de Ceballos por Santa Cruz, que había perdido incidencia, pero el panorama no se modificó y el partido finalizó en una igualdad que se ajustó a los merecimientos de ambos.


Comentarios


A tono con la tendencia