Abbas decreta duelo y condena represión de marchas propalestinas

El presidente palestino repudió las muertes y aseguró que la “sangre derramada no será en vano”. Su par israelí defendió la actuación del Ejército.



#

La represión se cobró numerosas víctimas. (Foto AP)

El presidente palestino, Mahmud Abbas, declaró hoy tres días de duelo y condenó la muerte de 15 manifestantes palestinos en choques con soldados israelíes durante masivas marchas de refugiados a través de cinco fronteras de Israel para reclamar la creación de un Estado propio.

En Israel, el primer ministro Benjamin Netanyahu defendió la actuación del Ejército y dijo que su país quiere la paz con un Estado palestino que quiera terminar el conflicto, no continuarlo, en una clara referencia a la reciente reconciliación y pacto político entre Abbas y el grupo radical antiisraelí Hamas.

Las marchas de ayer, en la fecha en que se recuerda el desarraigo de más de 750.000 palestinos por la creación del Estado de Israel, en 1948, llegaron en medio de la insatisfacción del gobierno de Abbas con los estancados esfuerzos para crear un Estado palestino, expresada públicamente en numerosas ocasiones.

La iniciativa de las marchas, que no tiene precedentes, coincide también con un mundo árabe envalentonado por una ola de protestas antigubernamentales que abarca gran parte de Medio Oriente.

Abbas, a quien Occidente considera un “moderado”, y que desde hace tiempo está en la búsqueda de vías alternativas para lograr el Estado palestino, condenó hoy la muerte de los manifestantes que trataron de violar las fronteras de Israel desde Cisjordania, la Franja de Gaza, Siria, el Líbano y Jordania.

“Su sangre no será derramada en vano, porque su sangre se derramó por la libertad y los derechos de nuestro pueblo”, señaló Abbas.

Las banderas en los edificios públicos de la región palestina de Cisjordania fueron recogidas hasta media asta.

El Ejército israelí dijo ayer que las manifestaciones fueron incitadas por Irán con la ayuda de sus aliados regionales: Siria, el grupo islamista Hezbollah, en el Líbano, y el movimiento islamista Hamas, de Gaza.

El gobierno de Abbas dijo que fue una iniciativa exclusivamente palestina organizada a través de Facebook por un grupo de activistas, muchos de ellos residentes en el exilio.

Las autoridades dijeron que al menos 15 palestinos, todos reugiados que vivían en campamentos en el sur de Siria y el Líbano, murieron por disparos de soldados israelíes. El Ejército israelí dijo que abrió fuego contra “alborotadores” que violaron las fronteras y tiraron piedras a los soldados.

Cuatro de las muertes ocurrieron en las Alturas del Golán, un territorio ocupado por Israel a Siria durante la guerra de los Seis Días, en 1967.

La Casa Blanca apoyó hoy la visión israelí de que los hechos estuvieron alentados por Siria.

“Estamos profundamente en contra del rol del gobierno sirio en incitar las protestas de ayer en las Alturas del Golán”, dijo el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney.

“Tal comportamiento es inaceptable y no sirve como distractivo de la represión en curso del gobierno sirio de manifestaciones dentro de su propio país”, agregó Carney, citado por la cadena CNN.

En Israel, y en una alusión inequívoca a Hamas, el premier Netanyahu dijo ante el Parlamento que su país “no puede hacer la paz” con un gobierno si éste incluye a un grupo que, como el movimiento islamista palestino, persigue la destrucción de Israel.

Netanyahu cuestionó el compromiso de los palestinos con la paz luego de las manifestaciones y la violencia de ayer, y subrayó que los líderes de Hamas piden el fin de la “empresa sionista”.

El gobierno israelí anunció además que planeaba presentar una protesta contra Siria y el Líbano en la ONU.

En Naciones Unidas, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, emitió ayer un comunicado en que se manifestó “preocupado” por la violencia y pidió evitar provocaciones, tensiones y víctimas civiles.

La agitación se extendió hoy a Egipto, donde la policía disparó gases lacrimógenos y tiros al aire para dispersar a miles de manifestantes propalestinos que protestaron frente a la embajada de Israel en El Cairo.

Los manifestantes prendieron fuego a una bandera israelí, entonaron cánticos antiisraelíes y exigieron a los gritos la expulsión del embajador del Estado judío.

Veinte personas fueron detenidas y 353 resultaron heridas en los enfrentamientos con la policía, informaron autoridades egipcias.

El Ejército israelí redobló hoy su presencia en el Norte, luego de haber sido tomado ayer por sorpresa, según admitieron militares hebreos.

Israel esperaba que eventuales disturbios por el aniversario del exilio en masa palestino se centraran en Cisjordania, como en años anteriores.

En las Alturas del Golán, cientos de refugiados palestinos cruzaron la frontera siria y se infiltraron en el territorio, que Israel se anexó tras la guerra de 1967 en una medida que no es reconocida por la comunidad internacional.

Cuatro infiltrados murieron en choques con fuerzas de seguridad israelíes.

En el cercano límite libanés, al menos 10 personas murieron por fuego de soldados israelíes cuando se acercaron a la valla fronteriza con Israel, dijeron autoridades de el Líbano.

Otro palestino, la víctima fatal número 15, murió de un tiro de un francotirador israelí cuando inatentaba plantar una bomba, según fuentes militares israelíes.

En Jordania, la policía se enfrentó con palestinos que trataron de cruzar a Israel y dijo que 25 personas, entre ellos 11 policías jordanos, resultaron heridos.

El brote de violencia llegó en un momento crítico para el proceso de paz en Medio Oriente y en particular para el rol de Estados Unidos, principal garante de todos los acuerdos suscriptos.

George Mitchell, el enviado a Medio Oriente del presidente Barack Obama, renunció el viernes luego de más de dos años de esfuerzos infructuosos, y el mandatario norteamericano tiene previsto dar esta semana un discurso sobre Medio Oriente y recibir a Netanyahu en la Casa Blanca.

En ausencia de conversaciones de paz, Abbas planea convocar una votación en la ONU en septiembre para reconocer un Estado palestino, con o sin acuerdo previo con Israel.

Télam.-


Comentarios


Abbas decreta duelo y condena represión de marchas propalestinas