Aberrante odisea de una joven de Río Colorado

Estuvo secuestrada tres meses en Coronel Suárez.



1
#

Gentileza “La Nueva Provincia”(Foto: La casa donde la joven de Río Colorado estuvo cautiva. )

2
#

Jorge Tanos(Foto: Mónica Santander dio ayer en Coronel Suárez detalles de la tortuosa historia. )

CORONEL SUÁREZ.- Una joven mujer oriunda de Río Colorado estuvo secuestrada durante tres meses en la ciudad de bonaerense de Coronel Suárez, en los que fue violada, torturada y alimentada con comida para perros. También habría sido sometida a rituales religiosos, que incluían golpes y vejaciones. El aberrante caso salió a la luz cuando la víctima, que había adelgazado al menos 16 kilos en cautiverio, logró escapar de sus captores, una periodista muy conocida en la zona y su marido, un supuesto pastor, quienes según denunciaron familiares de la mujer la convencieron para que vendiera una propiedad y un automóvil y les entregara el dinero. Ambos fueron ya detenidos.

La mujer, identificada como Sonia Marisol Molina, logró escaparse el lunes a la madrugada de la casa ubicada en Grand Bourg 1823, de Coronel Suárez. Presentaba un alto nivel de desnutrición y deshidratación, además de innumerables golpes en su cuerpo, lo que pudo haberle costado la vida en pocos días más de no haberse fugado, indicaron fuentes médicas.

La víctima, en evidente estado de shock, tras escaparse por un ventiluz, pidió ayuda en una casa donde había trabajado como doméstica, desde allí fue trasladada al destacamento policial del pueblo de San José tras lo cual fue llevada al hospital municipal “Dr. Raúl Caccavo”, donde recibió atención médica y permanece internada, y con custodia policial.

Inmediatamente se dio aviso a la ayudante fiscal, Lorena Villagra, quien pidió una orden de allanamiento para el domicilio del matrimonio, compuesto por la periodista Alicia Estefanía Heit, de 29 años, y su esposo, Jesús Olivera, quien está relacionado con una iglesia evangélica.

Al concurrir la policía a la casa de la calle Grand Bourg pudo constatar la presencia de la mujer, pero su marido había escapado y se entregó anoche, horas después, en la localidad bonaerense de Carhué. Ambos serían trasladados a los tribunales en Bahía Blanca, se informó anoche.

Los efectivos trabajaron en la casa del matrimonio, donde secuestraron material importante para la causa, incluyendo computadoras y teléfonos celulares en los que, según indicaron fuentes policiales, había filmaciones en los que aparece la víctima siendo objeto de vejámenes.

En principio la causa fue caratulada como abuso sexual con privación ilegítima de la libertad.

Tras conocerse la noticia, en la noche del lunes se brindó una conferencia de prensa en la sede de la Policía comunal en Coronel Suárez, de la que participaron el intendente, Ricardo Moccero, el comisario inspector Oscar Fiorenza, jefe de la departamental, el comisario Rubén Fernández, a cargo de la Policía comunal, y el médico de la Policía Francisco Cortalezzi.

Allí se dieron a conocer aspectos del hecho, que conmocionaron tanto a la localidad bonaerense como al Valle Medio. Se supo que la víctima es oriunda de Río Colorado y que habría llegado a Coronel Suárez en mayo pasado porque conocía al ahora acusado y mantenía con él una relación de sometimiento primero religioso, para luego ser psicológico y finalmente violento y sexual. (Ver nota aparte)

Se calcula que en agosto, la mujer fue tomada de rehén, sometida brutalmente, golpeada y mantenida en ese domicilio atada con elementos plásticos. Su alimentación consistía en polenta mezclada con alimento para perros, según señalaron los voceros durante la conferencia.

El comisario Rubén Fernández, al frente de la Policía Comunal de Suárez, sostuvo sobre el hecho a los medios de la zona: “Los elementos secuestrados en el allanamiento prueban fehacientemente los dichos de la mujer, que había sido privada de su libertad, brutalmente golpeada y violada en reiteradas oportunidades”. Fernández sostuvo que “la víctima conocía previamente a la pareja” y mencionó que “estaba atada, privada de su libertad y en la noche del domingo fue trasladada a una habitación, liberada de sus ataduras pero encerrada bajo llave”. La víctima, explicó, pudo escapar “por un pequeño ventiluz de esa habitación”.

Admitió que “existen elementos probatorios del hecho, entre ellos habría un video donde se muestra la violación”.

Mientras tanto, Cortalezzi estableció que la mujer tenía un alto nivel de desnutrición y deshidratación, con una debilidad muscular que hacía que no pudiera deambular por sus propios medios. “Si hubiesen pasado unos días más no la hubiésemos encontrado con vida”, expresó el médico.

jorge tanos

fotobeto2004@yahoo.com.ar

sergio escalante

sergescalante@hotmail.com


Comentarios


Aberrante odisea de una joven de Río Colorado